Esenin for ever

La vida y muerte de Sergei Esenin es apasionante en sí misma, desde la infancia prometía un mundo y personalidad de una riqueza extraordinaria, un poeta  enorme que supo captar como pocos, genuinamente el alma rusa.

Un chico de pueblo, hijo de campesinos de Konstantinovo, en una provincia aislada rusa, un niño vivo, autodidacta que se afanaba en arrimarse a lo popular para extraer poéticamente el jugo de aquella época de cambios, prolegómenos del comunismo, final del mundo de los zares.

“Seguirá la luna creciente o menguante / derramando sus remos por los lagos. / Y la Rus, como siempre vivirá, bailará y llorará botada en el camino”—leyó de chaval a la emperatriz sus versos.Con ceño fruncido ella dijo: “demasiado triste”. Pero el pelirrubio no se calló: Rusia es así.

En la adolescencia ya prerrevolucionaria Gorki lo describe así cuando llega a instalarse en San Petersdburgo: “ Yo vi a Esenin inmediatamente después de su llegada a la ciudad; de baja estatura, bien formado, pelo claro, rizado, vestido igual que el Vania de La vida por el zar, de ojos azules y limpísimos como Lohengrin, así era él. Y la ciudad lo recibió maravillada, igual que el glotón las fresas de enero. Se comenzó a elogiar su poesía, excesiva e insinceramente como suelen hacerlo los envidiosos e hipócritas. Tenía 18 años entonces y al llegar a los 20 comenzó a adornar sus rubios cabellos con un bombín de moda que le daba el aire de un dependiente de pastelería”.

La movida literaria de la época en San Petersburgo era impresioannte, así que destacar entre todas esa corrientes : simbolistas, acmeístas, anarquistas, místicos, neo-cristianos, futuristas, ego-futuristas, neo-populistas. Aquí vemos un video curioso de época, el pelirrubio en un funeral por un poeta:

Sergei fue invitado a los mejores salones, él era avispado y sabía que esperaban de él, el genuino ruso del campo que era capaz con su presencia y voz a encandilar a todas las capas de la población desde el pobre mujik hasta la nobleza más chic de la época. También se entregó en los salones al alcohol, se hizo mundano y contraponía su lírica que manaba de la fuente inagotable de la naturaleza a la vida moderna de la ciudad.

De la mano de la coreógrafa y bailarina Isadora Duncan, con la que contrajo matriomonio se vio abocado a una vida cosmopolita, el chico de Konstantinovo recorrería todas las plazas que contaban en la cultura occidental y descubriría dos cosas, que su papel era menor al lado de la bailarina famosa, y mientras seguía bebiendo abominaba del modelo de vida propuesto en occidente, añorando su patria.

El matrimonio duró poco, dicen que el carácter violento azuzado por el alcohol de Sergei -16 años más joven que la Duncan- fue causante del fin de la relación.

Duncan que no es una dieta sino una precursora del ballet “moderno”, nacida en San Francisco tuvo una infancia difícil, con padre encarcelado, penurias económicas, desapego a la presión religiosa local que le convirtió en atea radical. Sergei también estaba celoso porque Isadora, bisexual concitaba el deseo de no pocas mujeres de la época. Había sido antes madre soltera con el hijo de Singer, el de las máquinas de coser, pero su vida, otro poema en sí misma deparó que sus hijos murieran al caer el coche en que viajaban al rio Sena.El también había tenido un hijo y una hija cuando casó con 21 años en primeras nupcias con la actriz Zaida Raij.

Al año siguiente de dejar la relación con Isadora fue internado en un sanatorio mental con periódicas depresiones, período en que tuvo romances con actrices de fama y  una tercera boda con Sofia Andreyevna Tolstaya, nieta de Leon Tolstoi. Sergei se suicidó el día de inocentes de 1925, con 30 años colgándose en una habitación del Hotel Angleterre de San Petersburgo/Leningrado. Hoy investigaciones alumbradas dejan la duda , pudo ser asesinado por su destemplada asunción del comunismo del que a veces se mostraba entusiasta pero otras veces muy desanimado por el curso de los acontecimientos.

Es un autor poco conocido quizás porque en su poesía es decisiva la muisicalidad de sus versos que pierden muchísimo en las traducciones, ver recitar a Esenin era un espectáculo mayor que leer sus poemas.

Os creíais que os ibais a librar del muerto en una silla, pero todo esto del rusito es una excusa para revelaros el propósito: la muerte de Isadora Duncan fue una coreografía macabra partiendo de la silla de un coche, y es que tengo informadores en todos los rincones del planeta. Murió estrangulada por la larga chalina que llevaba alrededor de su cuello, cuando ésta se enredó en la llanta del automóvil en que viajaba.

En el diario New York Times el 15 de septiembre de 1927 podía leerse lo siguiente: «el automóvil iba a toda velocidad cuando la estola de fuerte seda que ceñía su cuello empezó a enrollarse alrededor de la rueda, arrastrando a la señora Duncan con una fuerza terrible, lo que provocó que saliese despedida por un costado del vehículo y se precipitase sobre la calzada de adoquines. Así fue arrastrada varias decenas de metros antes de que el conductor, un joven y guapo mecánico italiano, Benoît Falchetto , a quien ella irónicamente había apodado «Buggatti»alertado por sus gritos, consiguiese detener el automóvil. Se obtuvo auxilio médico, pero se constató qua Isadora Duncan ya había fallecido por estrangulamiento, y que sucedió de forma casi instantánea.En realidad el coche era el de la foto, un Amilcar modelo GS de 1924.

Un mujer extraordinaria que revolucionó la danza partiendo desde su interior, interpretando el expresionismo naciente y que quizás por influjo del ruso dijo: Lo que es contrario a la naturaleza no es bello.

La nostalgia rusa que acaba en llorera no sería nada sin Sergei Esenin un potenciador nato, un jotero universal, sus últimos versos escritos poco antes de morir (dicen algunos que con la sangre de sus venas):

Hasta pronto, amigo mío, sin gestos ni palabras,

no te entristezcas ni frunzas el ceño.

En esta vida el morir no es nuevo

y el vivir, por supuesto, no lo es.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s