SAPE (Societé des Ambianceurs et Personnes Elegantes)

La llegada a orillas del Congo del colono blanco liderado por el explorador de origen italiano Pierre Savorgnan de Brazza en 1880 provocó la estupefacción en los congoleses de la época con su vestido blanco que se les antojaba superelegante.  Los franceses colonialistas trajeron consigo su sentido de la moda, que les colocaba ante los ojos de los nativos como personas más elegantes y refinadas que lo que ellos eran.

La terminología de la SAPE como “Sociedad de Ambientadores y Personas Elegantes” nacería en los años 20 en los bares en cuyas noches era lo máximo sentirse mundano rodeado de extranjeros y estar acompañado de chicas estupendas en los lugares de diversión del barrio de Bakongo. Despunta en la época el carismático André Matsoua, que a su regreso de Paris en 1922 vino hecho un pimpollo y envuelto en sedas y misticismo tendría muchos seguidores. Para él, el verdadero sapeur encarna la belleza del cuerpo, del alma y del espíritu y expresa su amor por el vecinoHoy se le reconoce “oficialmente” como el primer sapeur, apóstol de la paz y el humanismo...

La imitación en los años 30 del colono blanco hizo que los notables congoleses  de la época copiaran la moda parisiense. El ir y venir de los soldados a Europa de los combatientes congoleses en el período de entreguerras consolidaría el fenómeno. La adopción de vestimenta occidental por líderes africanos en los 50 y 60 (Lumumba) ayudaría al sapeur en aceptación. Se constata también la unión armónica dela SAPEcon la música. La retirada del duelo, las bodas, los bautizos y las noches de baile son hitos donde los Sapeurs echan el resto engalanándose para hacerse conocer y eventualmente ser contratados.

El fenómeno de ida y vuelta fue fermentando en los barrios de Paris y Londres tras el proceso descolonizador, diáspora que guardó las esencias dela SAPE mientras una guerra brutal se desataba en esa parte de África. La desmovilización de los ejércitos tras la guerra dejó personas ociosas, traslados a la ciudad, regreso de exiliados, y con la paz, la música, los videos, la movida congoleña que colocaba a la SAPEen la cúspide.

En el SXXI nació en los barrios de Paris un nuevo concepto: la sapologie o sapelogie convirtiendo la SAPE en una ciencia infusa. Se reproducen los sapologos en paris, Londres, Brazaville, Kinshasa, Libreville…los hay hasta en Japón. Se lanzan a la producción musical y de video imponiendo una tendencia de ropa cara como portaestandarte del éxito al que se aspira. En ese contexto no es de mal tono mostrar o llevar puesta la etiqueta, cuanto más caro mejor. Ni que decir tiene que la SAPE tradicional se echa las manos a la cabeza; sin embargo el africano quizás desarraigado pero triunfante respecto al que se quedó  en Africa encuentra en la sapologie el vehículo para exteriorizar la preeminencia de su clan. Para los puristas, la SAPE es una filosofía de vida, no es una simple transfiguración del cuerpo en obra de arte sino la búsqueda perpetua del ser. La identidad interroga la SAPE, ¿Quién soy yo? La SAPE es pues una afirmación de la singularidad, una manera de quererse sin caer en el envilecimiento del amor propio y nada más. Mientras que el sapólogo cree saberlo todo, el sapeur clásico “sabe que no sabe nada” y continua buscando la verdad en la sobriedad del placer.

Sape y sapologie invaden el “consciente” colectivo de la juventud congolesa espoleada por su aristocracia de autodenominados Papas, Arzobispos o DJ de la Sape que poniéndose en movimiento a través del baile Ndombolo navega de una a otra orilla y a lo largo del  Congo vía clips que se descargan del ordenador. Se extienden los envites y desfiles de sapeurs, de los que se consideran más sapeurs que los otros, se cruzan guerras mediáticas y derivan de ella hasta lecturas políticas.

Los sociólogos de Brazaville dicen que la SAPE era un noble arte, una expresión superior del lenguaje del cuerpo y del espíritu. Buscaban antes que nada la sublimación total del alma en el intercambio, el compartir y seducir al otro su compañero. La SAPE  es una gracia de existir, un estupor del ser».Un arte que parece desaparecer en favor de guerras de egos desmesuradas de sapologos sin escrúpulos ni respeto que se arrebatan el liderazgo y mercadean con ello.

La oposición señala al Presidente de dudosa reputación y oscuro curriculum, por supuesto golpista, Sassou Nguesso, como muñidor de una nueva estrategia que consiste en alentar a una franja de la población joven congolesa en los bastiones hostiles a su régimen a divertirse, en lugar de seguir una educación reglada para perpetuarse a través de la-típica-familia-ampliada-corrupta de la élite gobernante africana (Túnez, Egipto, Libia, Gabón, Republica Centroafricana…) y critican la abducción que el régimen hace a los gurús de la sapologie que al participar en desfiles de SAPE organizados por el gobierno contribuyen a la anestesia activa que pone en peligro el futuro de la sociedad.


Los sapologos afectos al régimen manifiestan  que están cambiando la idea peyorativa dela SAPE a los que están equivocados. Este movimiento no es sinónimo de bandidismo o malas costumbres ociosas. Más bien, es un círculo que reúne las sensibilidades de todas las categorías sociales.La SAPE  ya no se considera únicamente a través del prisma del vestir, en la medida en que los SAPEURS realizan más actividades que generan ingresos, en lugar de pavonearse y  adorar  marcas de ropa de superlujo.

Por ejemplo, han puesto en funcionamiento una boutique a crédito para ¡los funcionarios! Y han firmado contratos con sastres chinos y diseño congolés.

Este enfoque hacia el mercado dela SAPE es curioso encontrarla en la Cuba de hoy. Antiguamente ver a hombres y mujeres disfrazados de dandies porla Habanavieja era visto como una excentricidad. Las nuevas disposiciones gubernamentales que regulan las actividades autorizadas a realizar por cuenta propia (cuentapropistas) recogen el trabajo de “dandy” tal cual. Ataviados con el disfraz de turno, el dandy ejercerá su profesión exhibiéndose ante las cámaras fotográficas de los turistas, hablando con ellos. Pagará un pequeño impuesto por ello y aspirará al mayor número de propinas posibles; en el catalógo de figurantes posibles está el dandy pero también la Habanera, vistosamente ataviada y puro en ristre, el viejo combatiente, la cartomántica…de momento el disfraz de Aznar es anatema. Lo que antes era mendicidad encubierta se viste por ley en profesión en apoyo de olos tiempos duros que vive la Revolución.

BENNY MORE

<———-copia izq

original dcha——>

Los sapeurs gastan miles de dólares en trajes, zapatos y accesorios, con un salario que rondaría de media los 240 Euros mensuales hay algunos que ni siquiera trabajan aunque ingresan dinero al alquilar  sus modelitos a unos 20 Euros al día.

Un estudio reciente muestra que el 60% de hogares en el Congo viven bajo el umbral de la pobreza y la deuda exterior del Congo se estima en el 245% del PIB y los pagos de esa deuda absorben el 70% de los ingresos públicos del país.

Como contraste veamos que ocurre con los verdaderos supuestos trabajadores sapeurs, los sapeurs pompiers , es decir los bomberos de Brazaville, menos elegantes pero parece que mas necesarios. La prensa local nos ilumina sobre las carencias cotidianas y la alta siniestralidad:

“En la morgue municipal de Brazaville, falta el agua. Las familias plañideras que querían inhumar a sus propios parientes, se han visto obligadas a comprar agua mineral en garrafas de 10 litros, para proceder al aseo habitual de los cuerpos antes de amortajarlos. Las familias modestas han debido buscar el agua en palanganas o bidones, aprovechando  la lluvia que caía sobre la ciudad. Tal situación en una ciudad habitualmente encharcada ha hecho incrementar el temor a la cólera por parte de las familias enlutadas. Se presentaron ante la dirección de pompas fúnebres. Pero allí  no había nadie –estaba un poco muerto aquello- que les propusiera una solución alternativa. En el origen de esta penuria de agua morguenática, está el parque de bomberos local que no habría llenado los depósitos como es su obligación. Según los bomberos, la disfunción se produjo por un seminario de dos días en el que habrían participado, y les ha impedido estar en dos sitios a la vez -¡normal, no te fastidia!- y realizar su habitual tarea. Conclusión del periódico: ya es hora de equipar las morgues con agua corriente o pozos para evitar en el futuro estos sucesos. Pero al parecer la situación no ha mejorado mucho, hace unos meses los bomberos no pudieron controlar el fuego que devoró ¡su propia estación de bomberos!….

Si Brazza levantara la cabeza no entendería mucho, de hecho con las pintas que gastaba, ahora mismo lo tomarían como un insurgente libio, en la ciudad que el fundó.

Al menos Brazza no llevó a cabo una explotación sistemática de los recursos naturales de la zona similar a la emprendida por Leopoldo II en el Estado Libre del Congo. En general, se considera que las condiciones de vida de los nativos en el Congo Francés durante el mandato de Brazza fueron mucho más soportables que las que Leopoldo II impuso a sus súbditos.

El carcamal Leopoldo Rey de Belgica y media Árica en la Exposición universal de Bruselas, se montó un área de exhibición étnica, donde  bajo el título “Celebración del Congo”, “importó” para la ocasión 27 hombres, mujeres y niños.

Había un parque donde recreaban tres poblados ambientados, en el río, en el bosque y el tercero denominado ”poblado civilizado”; mientras los “incivilizados” africanos utilizaban en las dos primeras áreas sus mientras y sus instrumentos musicales; y así se les podía contemplar paleando en sus canoas en el estanque  bailando al son de la percusión de los tam-tam.

Los hombres europeos se apresuraban a ver esa celebración, ya que esperaban ver  los  fabulados fabulosos pechos desnudos de las africanas, pero se iban desencantados ya que a las congolesas se les hizo cubrirse  con   trapitos de algodón. El mismísimo rey Leopoldo visitó la atracción del Congo y cuando le comentaron  que varios africanos padecían indigestiones propiciadas por los dulces y otras chucherías que les lanzaban los visitantes, dio orden de colocar un panel similar a la que podemos observar en los zoos prohibiendo alimentar a los animales: ”Los negros son alimentados por el Comité organizador”. ¡qué brutos!

                                                GUIA PARA BIEN SAPER

 El traje recto   

Con o sin ojal, uno dos, tres botones, nunca cuatro botones o más, si no será expulsado de la Sape. Se puede llevar con chaleco.

 El traje cruzado

Preferentemente de dos cuartos o un poco más de largo, debe estar perfectamente ajustado.Se llevará con 4 ó 6 botones, los puristas dicen que los seis botones dan un mejor aspecto al corte. Sobretodo evitar los 8 botones, que se reserva a los marineros. Los diez botones son para el campo del folklore, no para la SAPE.

La camisa

El blanco será la columna vertebral de vuestro armario pero no dudéis a variar con colores más claros. Se pueden llevar camisas a rayas, pero atención no todas valdrán. Evitar en la vestimenta ciertos colores como el verde oscuro  combinado con el rojo por ejemplo.

La corbata

La corbata es uno de los raros elementos -con los botones de las mangas- y los zapatos en donde podéis permitiros ser originales y distinguidos. La corbata refleja vuestra personalidad, no os contentéis sólo con las corbatas  uniformes sino variad con motivos de tono sobe tono o adornos, pero evitad a toda costa las corbatas del tipo: piolín y gatito lindo, el conejo de la suerte, corbata con el emblema de vuestro equipo, lemas como feliz año nuevo , o colores fluoresecentes (verde, naranja).

El cinturón

El cinturón debe ser del mismo tono que los zapatos, si llevais zapatos negros, el cinturón debe ser negro, no hacerlo, es falta de gusto. Elegid el cinturón con un cierre clásico (nada de cinturón de cowboy, D&G grande o un cacharro con LED), de cuero fino y suave (no ponerse el que utilizáis para los jeans, por contra lo contrario es posible).

 Los tirantes

Los tirantes preferentemente de un solo color, nunca tirantes del género Mickey o Donald.Nunca llevar tirantes con chaleco

 Los calcetines

Los calcetines deben ser de hilo de Escocia y monocolor a tono con los zapatos. Los calcetines de deporte blancos, Mickey y Donald son el colmo del ridículo.

Los zapatos 

Siempre bien embetunados y si es posible brillantes, suela de material o goodyear, nunca caucho. Evitar los zapatos de punta demasiado cuadrada o de vaquero de Marlboro. Nunca  llevar zapatos de charol negros o blancos con un traje.Para las ceremonias oficiales dar prioridad al negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s