Fonst y los héroes de barbados

Paseemos hoy  nuestro Zeppelin por el planeta  para contemplar desde el cielo las gestas de Ramon Fonst Segundo (La Habana1883- 1959)

A Ramoncito, de niño su padre le enseña la disciplina de la esgrima, y como viajaba mucho a Europa, enamorado del Paris de la época, su sistema educativo más avanzado y su afición a las armas decide que Ramoncito siga sus estudios enla Ciudad de las Luces donde llega con 7 años. Desde muy pronto asombraría a los niños bien de los colegios parisinos por sus dotes con el florete y las espadas.Pasaría su larguirucha adolescencia parisina mientras Cuba en 1895 es escenario de la guerra convocada por Martí, y hasta Paris le llegan las noticias de los estragos que en las filas españolas causan las cargas a machete dirigidas por los Generales Máximo Gómez y Antonio Maceo. Ramoncito sabe que su padre contribuye secretamente a la causa independentista y desea volver a su patria.  Así lo hace, pero en 1900 los ecos de la Exposición Universal de Paris, anticipan el gran evento del segundo juego olímpico de nuestra era.

-Pápa! Quiero defender la bandera de Cuba en los juegos olímpicos de Paris …

El padre le dice que primero tiene que ganar a todos los maestros de armas cubanos, a los que vence. ¡Ahora me tienes que ganar a mí!. Después de 55 minutos de combate parejo finalmente el hijo toca al padre!.

Hijo mío, ganaste, yo pagaré los gastos. Irás a Paris.

Los mejores espadachines de la época se citan en los Jardines de las Tullerias.

Fonst es ya un hombrecito, pelo negro, alto, erguido de recia musculatura, piernas y brazos larguísimos…En la final, contra el francés Perrée debe vencer las triquiñuelas de los jueces del combate; tuvo que dar tres tocados para que sólo le concedieran el tercero que era inequívoco; después de una parada de cuarta le clavó la punta en el pecho.

Ramón Fonst Segundo, de ascendencia catalana y vasca, se convierte en el primer medallista olímpico de Cuba.

No obstante su padre le seguiría sometiendo a severa disciplina, la misma que se autoimponía: el padre además de ricachón destacaba por su fortaleza y excentricidad; convocaba a la sociedad habanera para verle levantar 455 kilos en halterofilia, o organizaba campeonatos de tiro al plato para mostrar su habilidad.

Su palmarés es sorprendente: en la III Olimpiada Mundial de 1904 en San Luis se alzó con 5 medallas de oro. En 1915 se realiza la Exposición de San Francisco en California  y como era habitual acogió un certamen esgrimístico en las tres armas. El maestro Fonst triunfó por partida triple, en calidad de invicto, venciendo a más de 100 adversarios según reseñan los periódicos de la época. Como reconocimiento, a su regreso es proclamado tirador de esgrima amateurs “hors classe” o sea fuera de clase, porla Federación Nacional, que le concede a partir de ese momento una plaza en el equipo Cuba sin someterse a eliminatorias. En 1926, durante los I Juegos Centroamericanos y del Caribe en México, ganó las medallas de oro en las pruebas individuales de las tres armas. En la segunda edición de este clásico regional celebrado en La Habana cuatro años después, casi repitió la proeza, pero falló en sable debido a una lesión en el tobillo. En esa oportunidad participó en 25 asaltos consecutivos sin ser tocado una sola vez, superando así su propio récord mundial de 24 asaltos seguidos implantado en 1904.

Fonst tenía un carácter fuerte y ante la menor desconsideración a su persona retaba en duelo a cualquiera. A la menor te mandaba a los padrinos para saldar su supuesto honor mancillado.
En realidad nadie quería enfrentarse a Ramón Fonst, ni siquiera como parte de un encuentro deportivo; pero a finales de la segunda década del siglo XX apareció un contrario español, José Rivas, quien dominaba las tres armas y había alcanzado algunos éxitos importantes en España su país. Este hombre residía en Cuba desde 1910  y estaba a cargo del Casino español, considerado uno de los centros de mayor promoción de la esgrima en la Isla.
Rivas escribió en 1917 un artículo en la prensa que Fonst consideró ofensivo y le lanzó un duelo. Este enfrentamiento provocó un gran revuelo en la sociedad porque Rivas podría ser un rival peligroso para el cubano.
El duelo quedó pactado para el 21 de julio de 1917, en las inmediaciones de la playa de Marianao. Decenas de personas se trasladaron hasta allí para presenciar el esperado combate. Como juez de campo fue designado Wilfredo Fernández, un senador pinareño.

“Cuando comenzábamos el encuentro, los jueces estimaron conveniente suspender el lance. No hubo vencedor ni vencido. Me alegré después de todo, era una buena persona, aunque ¿no es una tragedia que de cien retos solamente haya aceptado una persona y el duelo se convirtiera en frustración?”

Su nombre era conocido por todos los espadachines del mundo y uno de sus mayores admiradores lo era el actor Errol Flynn, que visitaba a Cuba con frecuencia. Se cuenta que durante la filmación de una escena de la película “El Capitán Blood” rodada en 1935, Flynn sostenía un duelo a muerte con el villano personificado por Basil Rathbone, cuando este falló lastimosamente en una de las estocadas. Al ver lo sucedido Flynn sin poder controlar su risa, le dijo: “Si haces eso contra Ramón Fonst eres un hombre muerto”.

Desde su retirada se ocupó de cargos relacionados con el deporte en Cuba hasta su fallecimiento a los 76 años de edad, cuando todavía trabajaba  como asesor del departamento de Educación Física y Deportes del Ministerio de Educación de Cuba.

La esgrima cobró gran popularidad en Cuba que no decayó tras la Revolución. Sin embargo un  acto terrorista compormetió el futuro de toda una generación de esgrimistas: los llamados  Héroes de Barbados:

El 6 de Octubre de 1976, 73 personas inocentes: 11 guyaneses, cinco ciudadanos de la República DemocráticaPopular de Corea y 57 cubanos fueron asesinados en pleno vuelo, a causa del estallido de una bomba en una aeronave de Cubana de Aviación que acababa de despegar de Barbados. Entre ellas, 24 jóvenes del equipo juvenil de esgrima que habían obtenido todas las medallas de oro del Cuarto Campeonato Centroamericano y del Caribe, celebrado en Venezuela.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s