Aquí hay pescao

Fixation , cuadro hiperrealista de Alyssa Monks

Cuando sobrevuelo los mares, me da que pensar tanta agua; así que si os dijera que un Zeppelin es un pez que saltó del agua no os lo ibais a creer, pues tened cuidado porque cuando abráis una lata de anchoas hay que pensárselo: el hombre desciende de los peces, así que podría ser un acto caníbal. Yo creo en la evolución (menos el IPHONE4) así que remontándonos rio arriba veremos que el hombre y la mujer desciende de los peces y “pezas”.

Hay suecos que no tienen que ver con Ikea, no nos quedemos con el reduccionismo; si hay alguien al que le gusten los listos esos son los suecos, que para eso dan el Nobel. Por aquí van a aparecer suecos.

Pero con viento fresco primero  nos tenemos que ir hasta el enclave paleontológico del Parque Nacional de Miguasha, en la costa oeste de Quebec en la sureña costa de la Península de Gaspé que tuve el honor de visitar: sus yacimientos de fósiles completan la historia de la evolución de la vida sobre la Tierra. Es la demostración más extraordinaria del período Devónico conocido como la Edad de los Peces.  La cuna de la Humanidad está allí, si venimos de los peces, venimos de esos peces y punto.

Os parecerá poco científico, pero no; necesitamos un sueco que nos lo demuestre, y aquí lo tenemos:

Anders Erik Vilhelm Jarvik (30 Noviembre-1907 –  11 Enero, 1998) fue un paleozoologo que paso toda su vida estudiando a los sarcopterigios para el Museo Sueco de Historia Natural  (se confirma que no tienen que ver mucho con Sarkozy). Este sueco, con una santa paciencia con unos métodos farragosísimos fue capaz de llegar a la mayor descripción anatómica de este pez, convirtiéndolo en el fosil vertebrado mejor conocido. Y no creáis que era el jefe; hasta el año 59 su predecesor, tan afamado como él Erik Stensiö, aportó también lo suyo para ser considerados el dream team de la paleontología de los peces, sección devónica. Si el Hacendado viene del Mercadona, nosotros venimos del devónico.

 Stensio y Jarvik nos lo demuestran.

Un día, hace unos 339 millones de años, pongamos a las cinco de la tarde, un Eusthenopteron , un pez pulmonado dio el paso más importante para la Humanidad (hasta el previo de Iniesta para patear el uno a cero contra Holanda en la final del Mundial de Futbol en Sudáfrica en tiempo de prórroga).

Qué le movió a nuestro abuelo el Eusthenopteron a no quedarse ahí; fue una huída..que fue?

 

Dicen que ante el miedo hay 3 opciones: enfrentarse, quedarse quieto, huir.  Lo estamos viendo estos días, diferentes actitudes: indignados enfrentados, quietos pero enfrentados quizás; Gadaffi huyendo y el nuevo marido de la Duquesa de Alba, quieto ahí, pasmao. Así que sea como sea, nuestro compa, el Eusthenopteron abrió los pulmones y dijo, para adelante, vamooooos!.  Hasta hoy. Que lo tenemos fosilizado en Miguasha.

Pues bien, una parte fascinante de esta historia es que Jarvik tardo más de veinte años en lograr esa descripción mediante una técnica tremendamente complicada de modelaje del fósil de Eusthenopteron por delgadas capas que iba seccionado por desgaste y fotografiando hasta que se conseguía describir toda la superficie horadada estando prácticamente intacto y trabajando las estructuras con ceras.

Un día unos señores con traje y gafas y repeinados llegaron a su laboratorio cogieron el pez y le pasaron una máquina. Venían de Xerox, en cinco minutos habían conseguido con más precisión el trabajo de veinticinco  años de Jarvik mediante un todavía no sofisticado scanner.

¿Y lo bien que se lo pasó viviendo su pasión Jarvik?, bueno, al fin y al cambio si quería demostrar la evolución, lo de Xerox superaba todas expectativas de su método artesanal.

El precedente de los tetrápodos (anfibios, reptiles, mamíferos y aves), el Eusthenopteron al que no hemos dedicado ni una plaza ni calle fue el primer emprendedor, que ante el ambiente hostil del entorno buscó una nueva frontera para quedarse. Mucho ha llovido hasta ahora pero no nos faltarán motivos para buscar una nueva frontera si el malrollo planetario nos atosiga.

En esta pecera podéis ver alguno de vuestros antepasados:

Ahora estamos ante otro cambio evolutivo, o ¿por qué creéis que Rajoy se hace el sueco?

Zapatero nos ha conducido al borde del precipicio, pero tranquilos, Rajoy nos llevará una paso más adelante.

Y nos tendremos que adaptar, nos recortarán primero el meñique, para ir cogiéndole gusto, y con la inversión en I+D nos podrán unas alitas Mc Chicken en los omóplatos, y una bolsa cosida desde la boca hasta los pies para llevar Ipodes y navegar por Interné.

Y para que veáis que esto es científico os traigo la prueba definitiva de la evolución; El Pescao dando su pasito evolutivo:

Anuncios

Un pensamiento en “Aquí hay pescao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s