Crack!

En estos tiempos la prisa se impone; en todo orden de cosas vivimos en la esclavitud de la inmediatez; todo va rápido, todo no debe durar lo suficiente: la obsolescencia programada cada vez se anticipa más, nos convertimos en seres obsolescentes que debe ser algo así como adolescentes agotados; la mayoría de las cosas ya no son como eran; en la dictadura del consumo somos un mero producto explotable tendente a la caducidad. Las personas informadas se convierten en ciudadanos y es curioso que en este reino de la inmediatez sólo podamos ejercer el voto cada cuatro años, es decir nos reducen a un papel de ávidos consumidores donde se condicionan hasta nuestras decisiones más elementales y luego cuando graciosamente nos convocan a ejercer el voto  sin considerarnos dueños de la empresa llamada España,leche, nos llaman un poco por justificar una homologable democracia occidental. Todo este proceso es muy poquito inmediato y el producto de nuestro voto se convierte en un desesperante ejercicio de respaldo de la ineficiencia. Porque, mirad, el desfase de Montesquieu, recordemos Montesquieu, Mister Pelo Pantene 1789, que pudo leer a sus antepasados, pero no ha visto una power point en su vida, ni ha recibido un email, ni usado un microondas, ese señor se nos queda un poco mojamao, no es como para desconfiar de un tipo que ni siquiera estudió el Diagrama de Venn, que hasta Venn nació después; yo sí lo estudie, no es tampoco la panacea, de acuerdo pero alguna base científica tendrá porque eso nos lo han enseñado a todos; vale, la separación de poderes, tan deseable -aunque la teoría moderna coincide que el poder es único , residiendo en soberanía del pueblo de la que emanan las diferentes funciones- está de una rapidez como para analizarlo.

El ciudadano tiene que tener una  paciencia infinita con todos los poderes:

El legislativo: se está decidiendo más o menos la bancarrota de la Unión Europea al ritmo especulativo con la charanga de las agencias de valoración del riesgo, y nuestros Estados-nación, en concreto España, se decanta sin referéndum por modificar la Constitución con efectos 2018, unos 7 añitos que es más o menos lo que tardan en darte de baja en Movistar. He dicho de baja. Es decir, tenemos a King Euribor pendiente que un día sí o no el Gobernador del Banco Central Europeo tenga un  leve estreñimiento y ahí, a media mañana se mire ante el espejo y diga, ¡vamos a apretar unas decenas de euros a los hipotecados! ¡tiembla Peloponeso!, y como dejándolo caer, para que no cunda el pánico y se monte un tsunami planetario, el tío dice algo así como, “parece que las grullas van a levantar el vuelo antes que florezca el ciruelo”, y entonces los exégetas sin lugar a dudas confirman, “van a subir los tipos de interés, maño”, con las subequis consecuencias que lleva su espasmo. El ciudadano no tiene tiempo ni a ver las grullas en la wikipedia. Y eso qque no hemos decidido políticamente por cierto, sino como sumisos consumidores de hipotecas desde medidas, libremente aceptadas y no supervisadas y coinvirtiéndose  en lo que los premios Nobel de Economía anteriores, -que ya deberían ir devolviendo hasta la última corona- denominarían  “activos contaminados”, es decir, traducido al spanish mondo y lirondo como  una mierdapinchadaenunpalo. ¡Crack!

El poder judicial, otros que tal andan, ¡ crak !sin palabras:

Respecto al ejecutivo nacional, los ejecutivos autonómicos , no parece que se distingan por la velocidad en solucionar los problemas con celeridad. Eso sí, manejan los ritmos nuestros a conveniencia,y si hay que retrasar, vamos a ver que podemos retrasar (se retrasa la edad de jubilación a los 67 años, se retrasa la ampliación del permiso de paternidad, el pago a los contratistas, a los farmacéuticos, por no hablar de la las listas de espera en la sanidad pública).¡Crack!

Remar con el viento a favor es fácil pero me imagino que el papel que le ha tocado a la política de la minoría en la oposición en el Parlament de Valencia no ha sido fácil, pero me parece que la voy a nombrar empleada del año porque no he visto mujer con las ideas más claritas y mantenidas. Y que salga el sol por dondequiera en el Levante español.¡Una crack!

Si en un país que cuenta con una isla que se llama Hierro, algo sólido ¿no? la cosita está temblando, preparémonos para lo peor. Pero si vais al Carrefour de Alzira no dejéis de preguntar por Marta 😉 ups! Crack!…..y vereis la importancia de ser o no Antonio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s