Naïf world: Villeneuve, Fuster

Nacido en Chicoutimi en 1910  (Quebec), Arthur Villeneuve tiene una gran reputación. Todo comienza en 1946, cuando estaba en misa un domingo escucha una carta pastoral donde animan a cada uno a reconocer y explotar sus talentos particulares. Arthur se preguntó ¿qué puedo aportar yo?. Y se respondió; la pintura.

Nunca siguió cursos de dibujo o pintura, ni tuvo contacto con otros pintores contemporáneos.Y se puso a pintar las paredes de su casa, a su manera, con un estilo muy propio, su interpretación del mundo. Era su blog.Había nacido en una familia obrera, y comienza ya en al escuela su carrera autodidacta dibujos que de adulto llamará “sus obras maestras”.

Pronto se pone a trabajar en la fría Chicoutimi: barbero de rudos leñadores. Con 47 años se retiró de la barbería para consagrar su tiempo a la pintura.

Entonces, supongo que aprovechando las condiciones bioclimáticas de su casa empieza a pintar su casa  confrescos coloristas ilustrando la historia de la región, al geografía local y su visión del mundo. Se diría un troglodita cavernícola rupestre moderno.

Durante dos años trabajó a razón de 100 horas a la semana, en un ejercicio que le llevaría al agotamiento mental para pintar una superficie de 510 metros cuadrados, paredes y techos y las dos fachadas de su casa.

En 1959, su casa está ya totalmente pintada y decide abrirla al público; mostrando así su creacióna artística repleta de representaciones realistas , pero también de figuras extrañas, humanas o animales de rasgos a veces sorprendentes. Y así fue hasta su muerte en 1990.

Su obra pronto levantará las críticas de la sociedad conservadora Chicoutimiana, sus vecinos reciben con muy poco entusiamo esta iniciativa del barbero-pintor; algunos lo consideran directamente ultrajante esta casa de pinturas disparatadas. Hay que ver que a principios de los 60, en el contexto de la Revolución tranquila y de la modernización del Québec el arte “naif” está considerado como contracorriente.

La élite del Saguenay sin embargo lo ve positivamente, podría atraer turistas en esa sociedad en transformación..

Fuera de las paredes también realizó innumerables cuadros y dibujos. El pintor barbero alcanzó las máximas condecoraciones..

En 1994 su casa es literalmente transportada en un espacio expositivo” del Museo de la Papelera  de  Chicoutimi (Saguenay), donde hoy es la máxima atracción. Si visitáis esta región no dejéis de visitarla .

En el municipio habanero de Jaimanitas, contiguo a Miramar, existe también un hombre que empezó a pintar y decorar su casa, pero está yendo más allá…José Rodríguez Fuster (1946,  Villa Clara, Cuba) en un artista naïf especializado en cerámicas, pintura, dibujo, grabado y diseño gráfico Estudió en la  Escuela Nacional de Instructores de Arte en La Habana . Ha sido comisario de muchas exposiciones y miembro de la Asociación de Artistas y Artesanos de Cuba.

Una placa, a modo de mosaico indica el desvío hacia su casa. En ella y su entorno ha creado un proyecto comunitario donde la expresión plástica se vincula con los signos de identidad reconocidos por los habitantes del barrio, ejerciendo un papel de activador social. Ha trasformado las fachadas de viviendas con  intervenciones puntuales, contribuyendo a un desarrollo estético – ambiental del lugar constituyéndose en un hecho sin precedentes en el país.

Las inquietudes civiles de Fuster se han expresado históricamente en su creación artística desde que comenzó “construyendo” sus ciudades a partir de maquetas de viviendas populares individuales con las cuales, tanto el artista como el público usuario, podían conformar, de acuerdo con los gustos personales y los espacios disponibles, sus propias ciudades en un accionar artístico – performático que enunciaba, de manera anticipada, las acciones artísticas que posteriormente se abrirían paso en nuestro país con las denominadas actividades de arte contemporáneo.

Traigo aquí escenas del barrio de Jaimanitas, donde Fuster enseña –eso sí, a comisarios culturales de la prensa cubana- su proyecto cual Miguel ángel mostrando cual cicerone su Capilla Sixtina. Es un documento diría yo etnográfico interesante, aunque sea sólo por los chillidos ambiente y el relajo  de ambulatorio de una mañana cubana. El oficialismo artístico se divierte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s