Yayito

Gambia tiene nombre de río. Tiene forma de intestino más o menos grueso en el vientre de Senegal.  Altas temperaturas, Harmattan – ese polvo rojizo del desierto que te impregna literalmente durante una época- cacahuetes y anacardos, decrépita pesca reconvertida en taller de pateras, manglar, mosquito, malaria, playas vírgenes, sólo eso, niñas, ablación, rituales mourides, hermanos de cofradías, gente sonriente, tinglados de madera con antena parabólica para ver la Champions, turistas europeas sobre los cincuenta y cinco años adiposos, seleccionando mandingas en las playas de Fajara, mercados y mezquitas, minaretes y llamada a la oración, más turistas low cost que llevan caramelos y lápices a los niños de Serrekunda y se sienten príncipes entre mendigos, cabras, cabritos y corderos para Tabaski –Fiesta del sacrificio-, y la plaga de los bumsters , fantoches rastas of Babilon, y más sudorosas nórdicas menopaúsicas comprando nikes y adidas fluorescentes a sus jóvenes machos (la prostitución femenina está peor vista en este país islámico), mercadillo en Banjul…

Apenas tiene 11.300 kilómetros cuadrados y una población que ronda los 1,8 millones de habitantes. En los últimos años ha logrado unas notables tasas de crecimiento económico superiores al 5 por ciento basadas, sobre todo, en una discreta pero sólida oferta turística que se apoya en una buena infraestructura de alojamiento, una razonable seguridad y una naturaleza espectacular, pero que tiene como punto negro el florecimiento de un boyante turismo sexual, sobre todo femenino.

Pero la aparente felicidad gambiana se quiebra apenas rascamos un poco en la superficie. El 59% de sus habitantes vive bajo el umbral de la pobreza.

Y el poder omnímodo de su presidente que obligaba a todo ciudadano que circulara motorizado por las calles algunos sábados a unirse a las tareas comunales hasta el mediodía. Los extranjeros para evitarlo se iban al club de golf andando.

Con 29 años, un teniente asignado a la custodia del Presidente Jawara, el primero después de la independencia—vio que como presidente africano se vivía mejor que como  como guardaespaldas, solución le dio un golpe de Estado  convirtiéndose en Presidente,  Yahya Jammeh de la tenia minoritaria Diola creando su partido, su ley, su locura…

Y es que Yahya Jammeh está dando  muchas tarde gloria en el camino a su divinidad:

En 2010 exigió por ley que el millón y medio de ciudadanos de Gambia y los extranjeros residentes en el país –incluidos los diplomáticos y los simples turistas–  dirigirse o referirse a él como Su Excelencia el Presidente Jeque y Profesor Yahya Abdul-Azziz Jemus Junkung Jammeh, sin olvidar ni una sola de las palabras, pese a que el jefe de Estado gambiano no es profesor de nada y mucho menos, jeque al que se le supone un erudito del Corán.  Se detuvieron a varias personas por haber aludido al presidente utilizando solo su apellido. La Casa Blanca tuvo que salir al paso de unas declaraciones de Yahya afirmando 4 títulos honoríficos que le había concedido Barack Obama negando la veracidad del hecho; se lo había inventado así como entregas públicas de otros honores falsos como este de una inventada Universidad Alemana:

En 2007 , a Jaimito Jammeh le dió por curar el SIDA, se empeñó en su remedio sanatorio, desoyendo las críticas de Naciones Unidas por el peligro que suponía.

 Expulsó a la representante de Naciones Unidas “tiene 24 horas para marcharse le dijo alegando que no necesita convencer a nadie. Declara haber usado el santo Corán y siete hojas, tres de las cuales no se encuentran en Gambia, para curar a sus pacientes. El dirigente africano afirmaba que cura el Sida los jueves y el asma los sábados.

 

No  sólo cura el sida, sino que además  con sólo mirar a los ojos de una persona puede predecir la fecha exacta de tu muerte o curar los problemas de erección uy uy uy!, y la diabetes y la obesidad…

En 2008 dio 24 horas a todos los homosexuales de cualquier nacionalidad para abandonar el país o en su defecto el nimio castigo de “cortarles la cabeza”.

Y su paranoia no tiene fin , asegura estar dispuesto a matar a quien quiera desestabilizar el país, en primer lugar a los defensores de los Derechos Humanos y a los periodistas

Gambia tierra de oportunidades, encuentros y desencuentros…

De todas formas aviso a navegantas, mirad un caso típico en que la cazadora se ve cazada, más bien derrotada , Elizabeth Christopher, en la foto, se enamoró de un sonriente Gambiano durante sus vacaciones y ahora siente un devastador sentido de traición porque tras 9 meses de romance, boda incluida,  Elizabeth 20 años mayor que él encontró sus cuentas bancarias desvalijadas. Seis meses después de volver juntos a Inglaterra, ese hombre carismático, amable que le llevó a lo más alto de su bienestar y placer durante sus exóticas vacaciones africanas despareció…con toda la pasta.

Mitiga esta historia la opinión de los críticos del turismo sexual femenino en Gambia con sus tradicionales acusaciones de explotación a los hombres gambianos. Se vivían escenas patéticas de mujeres de innombrables barrios periféricos de ciudades de Inglaterra, solas, separadas, víctimas de abuso apostar fuerte por estas relaciones y quedarse totalmente colgadas y tiradas en la misma Gambia sin dinero, desposeidas, solas.

 Mientras, los niños de Serrekunda sueñan despiertos en el tinglado de madera con antena parabólica en el día que dejarán el país “para jugar en el Nou Camp”…Lo tienen tan claro que muchos arriesgan sus vidas, para esquivar los controles marítimos de entrada. Decenas han muerto en el intento. Otros fueron repatriados, no son estrellas, crecieron y  en un regate corto se ven con Nikes nuevas, comiendo pizza, fumando de la caja de cigarrillos de una rubia imposible de 70 tacos de los suburbios de Notthingham. Mientras dure. Dura.

Yaya, yayito, un  dictador auténtico, que tras dos meses de nuevo mandato, ha depuesto a todo el gobierno. Aprende Mariano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s