Uganda: valu, valu Mariano

Esto es lo que dijo nuestro Mazinger torpedo de Presidente a su Ministro; vamos que según él atracamos de gratis la Unión Europea toda del acojono y parálisis que les entró con tanta presión a los súbditos europeos…Si, sí,,menudo atraco, nos han metido una hipoteca insurmontable de 100.000 M€ que nos va a dar una risa como para brincar en Polonia. Todo tan lamentable, que poca preparación, registrador forense de nuestra agonía a paso de vencedores. Si fuera un orador griego estaba apedreao hace dos milenios. Gran problema. Pero lo más me enfada es que no contento maltratas, inepto barbado,  gratuitamente a un país que no nos ha hecho nada, que no lo comprenderás jamás, ni se te ocurra. No se ,lo merecen. Es un provincialismo que ni el admirable arquetipo de Paco Martinez Soria; al menos tenía gracia. ¡Aguanta machote, que somos la hostia!. En fin, asiános irá, eso sí muy votao y democrático todo.

Uganda, ese páis que tiene como bandera si no quieres ración Mariano de Alemania, una doble y con la Merkel, de pava incorporada al escudo, ha respondido: “A nosotros no nos han tenido que rescatar ni hemos pedido un préstamos de 100.000 millones”.

 Hemos pasado de un 25% de inflacción a un 18% con una banca nacional africana y sin pedir ningún préstamos,cosa que no pueden decir otros países… como España”.

Pero dando ruedas de prensa, mucho tiene que aprender Mariano de sus portavoces ¿mucho? a no, pero si son iguales en oratoria….

Gran desagravio a Uganda -que soy consciente que no e s un paraíso tampoco precisamente- pero lindezas de esas las justas:

Susan Kinguli, es poeta,poesía como milagro de esa cotidianidad, esa bendita calma, ganada para que ahora aparezcan nuevos pitones.

La nueva cría

Esta nueva cría de pitón
No es sagrada
Aferra el nervio de nuestro ser
Engullendo con gula
Disfruta el espectáculo de nuestro trastorno.

Esta nueva cría no se enrosca
Una larga siesta de un mes
Cuidando su satisfacción
Dejando que las hojas del pasto
Crezcan a través de su cuerpo
Hasta que las enzimas absorban
Su presa.

No, ésta hiere persistentemente
Millares de víctimas
Haciendo que los poblados se envuelvan
Ellos mismos en vacío.

Ahora, miramos entre
La boca de un nuevo pitón
Con distintos hábitos de acecho
Este no es un juego de risa
No podemos tolerar
En el placer de la especulación

O teorías inflexibles del abrazo.

No, este es el tiempo
Para vigilar las puertas
Para hacer que ruja el tambor
Para recordarnos
Que los enemigos deben ser nombrados
Este es el tiempo de ver
La cara del enemigo
Y saber cómo cuidarse.

Menos mal que Mazinger tiene doma: valu, valu!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s