Mejor nos iría

Ante el estado de náusea de la población española ante la situación de corrupción generalizada, incluida gran parte de esa misma población, mejor nos iría aplicar las enseñanzas de Buda y educarnos de nuevo, una verdadera educación por la ciudadanía  dejo algún material de la casa Tibet de Barcelona.

Gur Rinpoche 3

MANIFESTO POR UNA ECONOMÍA BUDISTA PREÁMBULO

A través de los años se ha hecho visible que los sistemas económicos de los países del mundo no han sido capaces de conseguir el objetivo de la felicidad y la prosperidad para todos. Sus deficiencias han multiplicado las diferencias sociales entre las personas, haciendo que una parte de la humanidad no pueda acceder a recursos básicos al tiempo que se altera peligrosamente el equilibrio natural de los seres y el entorno.
El ritmo acelerado del crecimiento ilimitado que nos impone la economía actual en un mundo de recursos limitados no es sostenible, y por lo tanto, no tiene futuro. Urge crear un nuevo paradigma económico, es ahí donde el Budismo puede hacer aportaciones valiosas y ayudarnos a poner las bases de una “nueva economía humanizada” que nos permita continuar viviendo en nuestro planeta durante muchas generaciones.
Por lo tanto, se debe definir un nuevo sistema operativo económico, psicológico y social de la humanidad, que tenga en cuenta que debemos retomar un estilo de vida consciente en la vida cotidiana, que no por ser más frugal y equilibrado, sea menos digno y satisfactorio.
Definimos la Economía Budista como la economía que se basa en los fundamentos teóricos y prácticos sobre sabiduría, ética, psicología y praxis  budista. Esta definición se concreta en los siguientes PRINCIPIOS:

 PRINCIPIOS DE LA ECONOMÍA BUDISTA

1) La Economía Budista consiste en poner la economía al servicio de los seres y no los seres al servicio de la economía.

  •  La Economía Budista es compatible con una economía de libre mercado. La generación de riqueza como resultado de la actividad económica no sólo es lícita, sino que es totalmente necesaria.
  •  La economía debe tener como fin, contribuir a la felicidad, bienestar y prosperidad de todos los seres. La prosperidad es el resultado de la generosidad.
  • !Los resultados de una Economía Budista deben ser medidos con índices que vayan más allá de los indicadores económicos habituales, de forma que reflejen el nivel de felicidad de los seres.
  • La Economía Budista es real y no ficticia, es equitativa y no especulativa.

2) La Economía Budista potencia la creación de una cultura de Paz, No Violencia y respeto a todas las formas de vida.

  • Esta visión de la cultura implica impulsar una cooperación interreligiosa en base al amor, la hermandad y el respeto a todas las otras tradiciones espirituales del mundo.

3) La Economía Budista fomenta una nueva educación basada en valores de convivencia más que en la acumulación de conocimientos.

  • Desde la educación, se debe enseñar los valores adecuados para que se produzca un cambio en la mentalidad de la sociedad. En lugar de aprender a ser productivos desde la competitividad, serlo desde la solidaridad y el trabajo en equipo. En vez de acumular conocimientos, trabajar desde la creatividad para sentir satisfacción por el trabajo realizado y la confianza en uno mismo. 

4) La Economía Budista es ecologista porque es consciente de que forma parte del medio ambiente.

  • La Economía Budista promueve un modelo de vida integrado por todos los seres que no pertenezca a nadie en particular, sino a toda la naturaleza. 
  •  La Economía Budista pide producir sólo bienes reciclables y no contaminantes. Igualmente promueve las energías limpias y renovables.
  • La agricultura ecológica de consumo local es un ejemplo de modelo económico sostenible dentro de la Economía Budista, donde se respeta el medio natural y los ecosistemas, conectando al agricultor con el consumidor en un entorno de proximidad y beneficio mutuo.

5) La Economía Budista promueve el consumo consciente. Comprar productos hechos con consciencia y hacer del consumo un acto consciente, ayuda a hacernos más felices, a dar valor a lo que tenemos y a lo que somos y a hacer un buen uso de lo que hemos recibido.

  • La frugalidad es una forma de generosidad. Cuando no abusamos de los recursos, los ponemos al servicio del mundo.
  • Se deben consumir solamente los bienes y productos necesarios. Consumir más no aporta felicidad, porque la felicidad está en nuestro interior.
  •  En cada acto de consumo y de no consumo elegimos que tipo de economía queremos para el mundo. Cambiando nuestros hábitos, creamos un mundo diferente.

6) La Economía Budista considera que la salud se basa en la vida y pertenece a todos los seres. El concepto budista de la medicina se fundamenta en el amor y la compasión hacia todos los seres, integrando la medicina moderna con la sabiduría de las medicinas milenarias de forma sostenible.

7) La Economía Budista considera que los estados, administraciones públicas, sus gobiernos y todos los ciudadanos deben estar al servicio de los seres, mediante la generación de mecanismos que cubran todas las necesidades básicas.

8) La Economía Budista defiende un sistema financiero ético basado en los
intercambios que buscan el bien común, poniendo en comunicación quienes tienen excedentes de recursos con quienes los necesitan para llevar a cabo proyectos de economía real.

9) La Economía Budista pide que las empresas, al igual que las otras entidades económicas (cooperativas, fundaciones, asociaciones, administraciones…), sean fundamentales para el cambio social.

  •  Las entidades económicas tienen el poder de transformar, con su tarea, a las personas, recursos y mercados con quienes se relacionan, promoviendo así el desarrollo de un nuevo modelo sistémico.
  •  Las entidades económicas deben velar por su sostenibilidad económica y ecológica.
  •  La Economía Budista pone al alcance de todos la actividad empresarial como herramienta de realización personal. Las pequeñas y medianas empresas son una expresión de esta actividad.
  • Los productos y servicios deben ser los que mejor satisfacen las necesidades de consumo del cliente y de sostenibilidad de las entidades económicas.
  • La participación activa del capital humano en la actividad de las entidades económicas es una tarea fundamental de la Economía Budista.
  • La Economía Budista fomenta el talento del capital humano de las entidades económicas, independientemente de su edad, género, capacidades físicas, etc., sin ningún tipo de discriminación.

POR UN PROCESO DE CAMBIO

Leer este texto ya te hace participar en el cambio. El cambio no es una revolución que aparece en los medios de comunicación de repente, el cambio es una transformación en nuestro estilo de vida. Compartir con los demás y buscar la felicidad de todos los seres,
nos pone en contacto con nuestro entorno. Al hacerlo, descubrimos qué es lo que limita nuestra generosidad, nuestra ética, qué nos mantiene en casa sin participar en el proceso de cambio.
Ofrecemos al mundo la meditación como ciencia de la mente, una ciencia capaz de transformar a los seres humanos; que podrán así, y de manera natural, transformar las empresas y las instituciones, para de este modo producir un cambio auténtico en el mundo.

Y el imprescindible Lama Wangchen, muy interesante:

Y también tenemos el top mantra; la monja Abi Choying, de paso reciente por España cautiva y duerme si es el caso con su voz. Mucho Power-

Un pensamiento en “Mejor nos iría

  1. Me parece una idea muy bella, pero utópica. Creo que el mundo está demasiado corrompido para cambiarlo. Aún así, por favor, seguid intentándolo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s