San Valentin and true love

Hasta en Australia (click the google doodle y verás…ya llegó…):

http://www.google.com.au/

San Valentin, vosotros veréis! La chica, Psique abre el jardín de Cúpido (Waterhouse)

Mihai Eminescu

Separación

¿Pedirte yo un recuerdo para que no te olvide?
Sólo a ti te quisiera, mas no te perteneces;
ni esa flor ya sin vida entre tu pelo rubio,
pues que sólo deseo que me eches al olvido.

¿De qué sirve sentir la dicha ya apagada,
que no se extingue y sigue igual eternamente?
El mismo río canta con diferentes ondas:
¿de qué puede servir la persistente pena
si a través de este mundo está escrito pasamos
cual sueño de una sombra y sombra de un ensueño?
¿Para qué preocuparte de mí más adelante?
¿Por qué contar los años que vuelan con los muertos?
Lo mismo da que muera hoy día que mañana,
ya que borrar deseo el rastro de mi paso,
ya que quiero que olvides nuestro sueño feliz.
No vuelvas, vida mía, a los años pasados,
en una sombra negra queda desvanecida,
como si jamás juntos hubiésemos estado,
como si aquellos años de amor se vaciasen.
¿De tanto haberte amado me podrás perdonar?

Déjame entre extranjeros la cara contra el muro,
que en mis ojos se hiele la luz de mis pupilas,
y así, cuando este barro a la tierra retorne,
¿quién sabrá ya quién soy, quién ya de dónde vengo?
y mis lamentaciones, atravesando el muro,
pedirán para mí el eterno reposo.
Sólo desearía que alguien cerca de mí
pronunciase tu nombre sobre mis ojos ciegos,
y después-si así quieren-que me echen al camino…
Más dicha yo tendré que la que tengo ahora.
Del horizonte llega la bandada de cuervos,
oscureciendo el cielo sobre mis turbios ojos;
que la tormenta estalle sobre el haz de la tierra,
mi barro al polvo vuelva, mi corazón, al viento…

Pero tú sigue en flor como luna de abril,
con tus ojos violeta, tu sonrisa de niña,
pues aunque seas joven siempre lo serás más,
pero no me recuerdes, pues de mí yo me olvido.

Versión de Rafael Alberti y María Teresa León

Despărţire

Să cer un semn, iubito, spre-a nu te mai uita?
Te-aş cere doar pe tine, dar nu mai eşti a ta;
Nu floarea vestejită din părul tău bălai,
Căci singura mea rugă-i uitării să mă dai.
La ce simţirea crudă a stinsului noroc
Să nu se sting-asemeni, ci-n veci să stea pe loc?

Tot alte unde-i sună aceluiaşi pârău:
La ce statornicia părerilor de rău,
Când prin această lume să trecem ne e scris
Ca visul unei umbre şi umbra unui vis?
La ce de-acu-nainte tu grija mea s-o porţi?
La ce să măsuri anii ce zboară peste morţi?

Totuna-i dacă astăzi sau mâine o să mor,
Când voi să-mi piară urma în mintea tuturor,
Când voi să uiţi norocul visat de amândoi.
Trezindu-te, iubito, cu anii înapoi,
Să fie neagră umbra în care-oi fi pierit,
Ca şi când niciodată noi nu ne-am fi găsit,

Ca şi când anii mândri de dor ar fi deşerţi –
Că te-am iubit atâta putea-vei tu să ierţi?
Cu faţa spre perete, mă lasă prin străini,
Să-ngheţe sub pleoape a ochilor lumini,
Şi când se va întoarce pământul în pământ,
Au cine o să ştie de unde-s, cine sunt?

Cântări tânguitoare prin zidurile reci
Cerşi-vor pentru mine repaosul de veci;
Ci eu aş vrea ca unul, venind de mine-aproape,
Să-mi spuie al tău nume pe-nchisele-mi pleoape,
Apoi – de vor – m-arunce în margine de drum…
Tot îmi va fi mai bine ca-n ceasul de acum.

Din zare depărtată răsar-un stol de corbi,
Să-ntunece tot cerul pe ochii mei cei orbi,
Răsar-o vijelie din margini de pământ,
Dând pulberea-mi ţărânii şi inima-mi la vânt…

Ci tu rămâi în floare ca luna lui april,
Cu ochii mari şi umezi, cu zâmbet de copil,
Din cât eşti de copilă să-ntinereşti mereu,
Şi nu mai şti de mine, că nu m-oi şti nici eu.

Los importantes, las simpáticas y los niños de Mesopotamia

 Fernando Fernán Gómez (LimaPerú28 de agosto de 1921 – Madrid21 de noviembre de 2007),  escritoractorguionistadirector de cine y de teatro español. Fue miembro de la Real Academia Española durante siete años, en la que ocupó el sillón B desde su ingreso (30 de enero de 2000) hasta su fallecimiento.

Cuando el maestro habla, mejor no decir más. Y como regalo su primera mujer, María Dolores Pradera canta , La Flor de la Canela.

 

 

Montrouge

La Securitate era el servicio secreto de la Rumania comunista y fue abolida poco después de la ejecución del Presidente Nicoale  Ceauşescu .  La Securitate fue, en proporción a la población de Rumanía, una de las mayores y más brutales fuerzas secretas de policía del bloque del Este. El primer presupuesto de la  Securitate en  1948 estipulaba unos 4641 miembros en plantilla, y en 1956 tenía  25,468 empleados. Bajo el régimen de Nicolae Ceauşescu, la Securitate empleó  11,000 agentes y medio millón de informantes para un país con una población  de 22 millones en 1985.

En la década de 1980, la Securitate lanzó una campaña masiva para acabar con la disidencia en Rumania,  manipulando a la población con  rumores maliciosos ,  maquinaciones, sobornos, denuncias públicas,  fomento de conflictos entre  segmentos de la población,  humillación pública de disidentes; se endureció la censura y la represión hasta el más mínimo gesto de independencia de los intelectuales. A menudo el término “intelectual” fue utilizado por la Securitate para describir a los disidentes con  educación superior, tales como estudiantes de la Universidad, escritores, directores y científicos que se opusieron a la filosofía del Partido Comunista. Por ejemplo, los asesinatos también fueron utilizados para silenciar la disidencia, como el intento de matar a desertores de alto rango. El caso de  Ion Mihai Pacepa es bien conocido: los funcionarios de la Securitate presuntamente contrataron a Carlos el Chacal para asesinar a Pacepa.

El allanamiento de viviendas y oficinas y la colocación de micrófonos fue otra táctica de la Securitate, métodos utilizados para extraer información de la población en general. Las conversaciones telefónicas fueron monitoreadas rutinariamente, y todas las comunicaciones de fax y télex internas e internacionales fueron interceptados. Los métodos de la Securitate  fueron muy similares a los de la Stasi y la KGB y, a menudo utilizando una tecnología similar. Después de que los sindicatos mineros se declararan en huelga y algunos  líderes  murieran de enfermedad repentina se descubrió que los médicos de la Securitate habían sometido a largas exposiciones de rayos X de tórax  en un intento de desarrollar el cáncer.  En una época en que cayó la tasa de natalidad , agentes de la Securitate fueron colocados gentes fueron colocados en salas de ginecología. Se había ordenado a su vez un control mediante  pruebas regulares de embarazo para mujeres en edad fértil, con severas penas para toda aquella que hubiera interrumpido el  embarazo.

La caída de Ceaucescu comenzó en Timisoara¸otro día contaré la historia de estos valerosos ciudadanos rumanos que hicieron de Timisoara la primera ciudad libre de Rumania.

El Oscar 2006 para la película en lengua no inglesa fue para “La vida de los otros”. En ella El capitán Gerd Wiesler (Ulrich Mühe), un hombre solitario, es un competente oficial del servicio de inteligencia y espionaje de la Stasi, la todopoderosa policía secreta del régimen comunista de la RDA. Pero, cuando le encomiendan que espíe a la pareja formada por el prestigioso escritor Georg Dreyman (Sebastian Koch) y la popular actriz Christa-Maria Sieland (Martina Gedenk), no puede ni siquiera imaginar hasta qué punto esa misión va a influir en su concepción de la vida y del mundo.La delación elevada a obra de arte y los métodos de tortura sofisticados en una sociedad paranoica.

En Cuba, como no podía ser menos han sido alumnos aplicados, tan aplicados que los métodos siguen en vigor aunque con las insuficiencias propias de un país a la deriva económica.

El sistema de Comités de Defensa de la Revolución (CDR) se fundaron el 28 de septiembre de 1960, en La Habana, con el papel de desempeñar tareas de vigilancia colectiva frente a la injerencia externa y los actos de desestabilización del sistema político cubano. Los críticos del sistema comunista opinan que la estructura de los CDR ha producido una estructura controlada por el estado que, además de su labor social, ejerce la principal misión de vigilar y controlar la vida tanto pública como privada de las personas y de todos los vecinos, desde un nivel muy cercano a estas.Al punto que la celebración del 50 aniversario de los CDR fue publicitado hasta la extenuación con este video en que se recalca su misión y su alcance “en cada cuadra un Comité”…Los CDRs también han sido criticados por algunos grupos de derechos humanos por involucrarse en los llamados “actos de repudio”, los cuales incluyen abuso, intimidación y en ocasiones, de abuso físico en contra de aquellos que sean estimados de “contra-revolucionarios”, o sea, enemigos de la Revolución

Pero los cubanos con su ingenio son capaces de trocar su indignación y pena en humor; y sino mirad aquí otra pieza maestra de Eduardo del Llano, de su sello Sex Machine, divertídisima “Montrouge”. Que lo disfrutéis.

Y terminéis bien el año….soltando lastreeeeeeeeeeeeee!

Sex Machine 69

Hola locatis!

Aquí estamos con un frío que entra por las costuras del Zeppelin que no veas.

Hoy traigo un regalo. Es en realidad una lección de periodismo, pero además uno de los cortos más manejados estos años en la clandestinidad cubana, de un humor de carga de profundidad total aunque también fue exhibido en ese Festival al filo de navaja que es el Festival de Cine Pobre de La Habana.

Eduardo del Llano  es el ideólogo de este sello, “Sex Machine 69! que me va a dar muchos pasajeros al zeppelín, que ojalá vean el corto.

El elenco es de lujo, los mejores actores cubanos en una película superácida e inteligente hecha desde dentro, incluso imitando a Fidel ( Albertico Pujol), Jorge Perugorría (camuflado en Director de Granma), y  Néstor Jiménez, Luis Alberto García  (que en España sería uno de lo más grandes, mucho mejor que los chiquilicuatres de ahora) Adria Santana. El filme ridiculiza todo el periodismo oficial cubano, donde la manipulación es el tema preferido porque manipulan ellos y ofrecen las manipulaciones de EEUU y el resto del mundo libre, por cierto lo hacen muy inteligentemente a veces y otras tan burdamente, que por eso es una caja de sorpresas. Este corto debiera ser asignatura obligada de todo aspirante a periodista.

He dixit i pixit. Disfrutadlo, que otros no pueden verlo…Me molesta la muesca de la Organización de Jóvenes Cubanos en el Exilio por la apropiación. Los que se han quedado dentro tienen doble mérito.

Fencing, esgrima,scherma, фехтование, Fechten, scrimă,擊劍, مبارزة , escrime, vívás, ogrodzenie,

 Dificil sería tirar asaltos dentro de un zeppelin, podría pasar como al modelo de la foto…

 Así que la esgrima es un deporte de muchas facetas, muy rica en aplicaciones como vereis…

En política

En relaciones internacionales

Sara Besbes, campeona deTúnez y  Africa  de esgrima rechazó tirar contra una comepetidora  Israelí durante los Campeonatos del Mundo de Esgrima 2011 en Catania.

 Besbes viene de una familia de gran fama en esgrima y llego a la ronda final donde debía enfrentarse a  Noam Mills, espadista israeli .Sin embargo, se quedó en la plataforma en pie, apuntando su espada hacia el suelo y rechazando moverse como signo de que estaba boicoteando a la atleta israelí pero sin anunciarlo oficialmente para evitar medidas sancionadoras por los jueces. Su rival, ganadora, se fue llorando.

 Para ligar y el aperitivo

El duelo

La autosuperación

La victoria

La serie de humor

La animación

La canción

La promo

La peli

La gloria

La muerte

El entonces campeón del mundo en ejercicio Vladimir Smirnov fue herido de muerte por una adversario en los mundiales de Roma de 1982 por un desgraciado y terrible accidente , la hoja de un sable le atravesó la máscara de esgrima, el globo ocular alojándose en el cerebro (7 cm) Sobrevivió mientras duraba el campeonato , pero después de comprobar su muerte cerebral se le retiró toda asistencia artificial

                                                                             Y el himno

Esto es lo que hay….dirty Habana, período especial

Ahora que constitucionalmente hemos dicho que vamos a ser buenos, que no nos vamos a endeudar más de la cuenta , que vamos a hacer “por encima de todo” -dice el que va a ser nuestro presidente- lo que sea para portarnos bien, o sea satisfacer la trampa de la ortodoxia extrema  de Merkel- que se traducirá en ese apretarse el cinturón de lo público, de lo privado, de lo depravado. Nos preparan para una catástrofe descomunal, si se cayó el muro y con él el llamado campo socialista, lo que se prepara para la caída televisada en  cámara lenta del capitalismo de cemento y pandereta, debe ser espectacular. No hay fallera mayor que se resistiría a presidir esta pira con la que nos amenazan; y si mira tú por donde, hacemos todos esos ejercicios espirituales de descabezamiento del estado del bienestar y luego los bárbaros no vienen; es decir si todo va tan rápido que de nuevo con el quietismo inquietante gobernante, empezamos de nuevo a encontrar brotes verdes en forma de promociones inmobiliarias para chinos majaretas del golf, y refundamos la  superfiesta de principios de siglo, burbujeante…pero estad atentos porque parece que esta vez los bárbaros si vienen, no como en el poema de Kavafis. Y si comprometemos nuestro futuro, Emperador, desmontando todo y luego no era para tanto. ¿En qué confiar?.

Esperando a los bárbaros – por Konstantinos Kavafis

¿Qué esperamos agrupados en la plaza?

Hoy llegan los bárbaros.

¿Por qué inactivo está el Senado

e inmóviles los senadores no legislan?

Porque hoy llegan los bárbaros.

¿Qué leyes votarán los senadores?

Cuando los bárbaros lleguen darán la ley.

¿Por qué nuestro emperador dejó su lecho al alba,

y en la puerta mayor espera ahora sentado

en su alto trono, coronado y solemne?

 Porque hoy llegan los bárbaros.

Nuestro emperador aguarda para recibir

a su jefe. Al que hará entrega

de un largo pergamino. En él

escritas hay muchas dignidades y títulos.

 ¿Por qué nuestros dos cónsules y los pretores visten

sus rojas togas, de finos brocados;

y lucen brazaletes de amatistas,

y refulgentes anillos de esmeraldas espléndidas?

¿Por qué ostentan bastones maravillosamente cincelados

en oro y plata, signos de su poder?

 Porque hoy llegan los bárbaros;

y todas esas cosas deslumbran a los bárbaros.

 ¿Por qué no acuden como siempre nuestros ilustres oradores

a brindarnos el chorro feliz de su elocuencia?

 Porque hoy llegan los bárbaros

que odian la retórica y los largos discursos.

 ¿Por qué de pronto esa inquietud

y movimiento? (Cuánta gravedad en los rostros.)

¿Por qué vacía la multitud calles y plazas,

y sombría regresa a sus moradas?

 Porque la noche cae y no llegan los bárbaros.

Y gente venida desde la frontera

afirma que ya no hay bárbaros.

 ¿Y qué será ahora de nosotros sin bárbaros?

Quizá ellos fueran una solución después de todo.

¿Y si vienen, estamos preparados? Poneos en lo peor y dividirlo por diez, lo peor de lo peor?

¿Qué escenario se dibuja?.

Los años 1990-91 fechan la crisis de la perestroika. El fracaso de la reforma económica y el auge de los nacionalismos debilitaron el proyecto de Gorbachov, ya que amenazaban la cohesión de la URSS. La revolución de los ortodoxos (agosto de 1991) intentó parar el proceso, pero, al fracasar, desató la revolución democrática, provocando el final del régimen comunista y el estallido de la URSS.

Y con el estallido el eco llegó a La Habana, y Cuba dejó de recibir toda la ayuda. Fidel Castro declaró el comienzo del “período especial”, eufemismo para un plan de racionamiento y recorte de gastos que hundió a la población en una era de tremendas penurias. La partida de miles de cubanos hacia el exilio, muchas veces en precarias balsas fabricadas con elementos de uso diario que les dio el mote de “balseros”, exhibió el lado más amargo de la crisis.

Otros se quedaron, prisioneros en libertad, situación en la que cada uno vivió de una manera. Me recuerda mucho al inicio de la película del director polaco  Andrej Wajda “Paisaje después de la batalla”. Sensación de irrealidad que viene marcada desde las imágenes iniciales de la película: sobre el cristal de una ventana que se abre lentamente se reflejan las alambradas y las torretas de un campo de concentración. No hay ser humano alguno. Tan solo un entorno nevado perturbado por el estruendo de los disparos. Luego van surgiendo las figuras casi fantasmales de los prisioneros que reciben eufóricos la libertad, saliendo de sus barracones y corriendo en diversas direcciones. Después, unos se despojan de las ropas estriadas que envolvieron sus cuerpos como cautivos, otros rompen los cercos a golpe de pico. Todo ello subrayado alegóricamente por el primer movimiento del concierto nº 3 “El otoño” de Antonio Vivaldi

En La Habana, protagonizando esa fase que podemos calificar de holocausto doméstico de baja intensidad, se quedó Pedro Juan Gutiérrez (Matanzas, 1950) máximo exponente del realismo sucio literario; publicado en España, entre desconocido y maldito. Si queréis revolcaros en la misma mierda sórdida de la Habana profunda del período especial Pedro Juan no os va a defraudar; os sirve un menú especial en su célebre Trilogía sucia de La Habana, que contiene Anclado en tierra de nadie, Nada que hacer y Sabor a mí (1998) para el estómago más duro; el mismo dice que arrojaba la realidad vivida sobre el folio en blanco; las vívidas descripciones de sus andanzas, nos hacen reír cuando pensamos que era un escándalo en Cuba el capítulo VIII del Paradiso de Lezama Lima con su Leregas y Farraluque. En Pedro Juan el descenso a los infiernos es dopante y mostrado con fruición y rudeza , un lienzo de jineteras y chulos de toda ralea, inmundicia estomacante, fluídos, provocación, desenfrenos mugrientos, alienación. Un figura… que sigue ahí olisqueándolo todo , voyeur y partenaire, de azotea en azotea, de camastro infecto a  contrabandista de basura , atleta sexual de la marginación. La historias de los jóvenes escritores cubanos es la de los que le han querido imitar y no han podido, pero insisten y los que no, y estos no han mejorado a sus mayores…

Pues sí, realismo sucio es esto, no sé si estáis preparados para este desayuno, comida o merienda. Es lo que hay:

ESTRELLAS Y PENDEJOS (Pedro Juan Gutiérrez, de su trilogía…)

Me gusta masturbarme oliéndome las axilas. El olor a sudor me excita. Sexo seguro y oloroso. Sobre todo cuando estoy caliente por las noches y Luisa anda por ahí buscando los pesos. Aunque ya no es igual. Con cuarenta y cinco años se me reduce la libido. Tengo menos semen. Apenas un chorrito una vez al día. Comienzo el climaterio: menos deseo, menos semen, glándulas más lentas. De todos modos, las mujeres siguen revoloteando a mi alrededor. Ahora creo que tengo más espíritu. Jajá, yo con más espíritu. No voy a decir que estoy más cerca de Dios. Ésa es una hermosa frase, bien pedante: «Oh, estoy más cerca de Dios.» No. Para nada. Dios me da señales a veces. Y yo sigo intentando. Eso es todo.

      Bueno, me voy. Masturbarse uno mismo es igual que bailar solo: primero estás alegre y funciona, pero después te das cuenta de que eres un imbécil. ¿Qué hago aquí desnudo frente al espejo pajeándome? Me visto y me voy. Me pongo ropa sucia, sudada. Hoy estoy asqueroso, definitivamente. Bajo las escaleras y me encuentro con los bobos llorando, en el quinto piso. Son jóvenes, pero bobos, mongólicos, o locos, zanacos, no sé, algo así, subnormales, fronterizos. Llevan años juntos. Apestan a suciedad. Se cagan a escondidas en la escalera. Mean en todos los rincones. A veces andan en cueros en la casa y se asoman a la puerta. Escandalizan, se babean. Ahora ella está sentada en un escalón, llorando a grito pelado. Se le va el mundo en las lágrimas y le dice al tipo: «Yo te quiero mucho, pero así no puedo. Yo te quiero mucho, pero así no puedo. Yo te quiero mucho. ¡Ayyy, tito! ¡Ayyy! Yo te quiero mucho, pero así no puedo.» Él encendió un cigarro, se hizo a un lado para dejarme pasar, y le dijo: «Yo sé que tú me quieres, chinita, yo sé que tú me quieres, chinita.» Y el tipo comienza a sollozar también.

      Al menos hoy no se han cagado en la escalera. Lo que necesitan es una rasqueta, un jabón y una ducha fría. Salgo a la luz de las cuatro de la tarde y ahí me detengo: ¿qué hago? ¿Voy al gimnasio a boxear un poco, o a Paseo y 23? La última vez gané veinte dólares en la ruleta rusa. Es buena hora. Seguro que hay alguien por allí. Me voy a la ruleta rusa.

      Me gusta caminar despacio, pero no puedo. Siempre camino aprisa. Y es absurdo. Si tengo el rumbo perdido, ¿para qué me apuro? Bueno, seguramente por eso mismo: estoy tan aterrado que corro sin cesar. Me da miedo detenerme un instante y descubrir que no sé dónde coño estoy.

      Entré por Las Vegas. Es eterno Las Vegas. Siempre va a estar ahí, es el lugar donde ella cantaba boleros, con el piano en la oscuridad y las botellas de ron y el hielo. Todo. Como siempre. Es bueno saber que algunas cosas no cambian. Me soné dos cuerazos de ron. Había mucho silencio y mucho frío y mucha oscuridad. Tanto calor y humedad y tanta luz ahí fuera. Y tanto ruido. Y de pronto todo cambia cuando entras a este cabaret. En realidad es una sepultura con el tiempo detenido para siempre. Me senté un instante y ya el cerebro se dispara a pensar.

      Espíritu y materia. Eso es todo. Me tomo un vaso de ron y ya están enfrentados dolorosamente. El espíritu hacia un lado y la materia hacia otro. Y yo en el medio, fragmentado. Cortado en pedazos. Intentaba entender algo. Pero era difícil. Casi imposible entender algo. Y el miedo. Desde niño siempre el miedo. Ahora me imponía vencerlo. Iba a un gimnasio de boxeo, y me endurecía. Boxeaba con cualquiera y siempre temblando por dentro. Intentaba golpear duro. Intentaba ser arrojado, pero no. El miedo estaba ahí, haciendo lo suyo. Y yo me decía: ah, no te preocupes, todos tenemos miedo. El miedo aflora antes que cualquier otra cosa. Sólo tienes que olvidarlo. Olvida el miedo. Haz como si no existiera, y vive.

      Me soné otros dos cuerazos de ron. Estaba sabroso. Yo me puse sabroso, quiero decir. El ron no tanto. Sabía a diesel. Y fui para la ruleta rusa. Me quedaban siete dólares y veintidós pesos. No está mal. He estado mucho peor y siempre salgo a flote.

      Había gente en Paseo y 23. Y el Fórmula Uno allí, con su bicicleta. Era buena hora. Casi las cinco de la tarde. Hay mucho tráfico en ese cruce. En todas las direcciones. Nos pusimos de acuerdo. Jugué los siete dólares uno a cinco. Si ganaba eran treinta y cinco para mi. Yo siempre apuesto a que el muchacho pasa. Allí va un negro con mucha plata y cadenas de oro hasta en los tobillos. El muy cretino, siempre apuesta a que el tipo no pasa: «Yo le apuesto a la sangre, acere. Siempre a la sangre, no me tienes que preguntar más na.» Cada vez que coincidimos allí me acepta la apuesta uno a cinco. Así y todo nunca he hecho buena plata.

      Hace un mes tuve un récord: gané treinta y cinco dólares de un golpe. Tuve suerte. Delfina estaba conmigo. Cobré, le enseñé los dólares y se volvió loca. Le digo Delfi porque tiene el nombre más jodio de La Habana. Nos fuimos para la playa. Alquilamos un cuarto y tuvimos dos días de fiesta, con comida, ron y mariguana. Delfi es una negra hermosa y provocativa, pero parece que ya no sirvo para esas orgías. Delfi sólo quería pinga, ron y mariguana. En ese orden. Pero yo no podía estar jodiendo siempre. Cuando no se me paraba, Delfi, insaciable, intentaba meterme el dedo por el culo para lograr algo más. Yo le daba unos bofetones y le decía: «Sácame el dedo del culo, negra de mierda.» Y de todos modos seguíamos más y más. Por inercia tal vez. Cuando se acabó el ron y la mariguana y los dólares, recuperé mi cerebro. Todo me ardía: la cabeza, el culo, la garganta, la pinga, los bolsillos, el hígado, el estómago. A Delfí no. Ella tiene veintiocho años y es un tronco de negra, musculosa y dura. Estaba lista para seguir dos o tres días más, sin parar. Incansable esa negra. Maravillosa. Es un prodigio de la Naturaleza.

      El muchacho que iba a jugar la ruleta rusa cogió su bicicleta. Tenía un pañuelo rojo amarrado en la cabeza. Era un mulatico muy joven, de quince o dieciséis años. Vivía pegado a su bicicleta. No la soltaba ni para cagar. Era una bici pequeña, robusta, de    gomas gruesas, bien niquelada. Vivía de eso. Ganaba veinte dólares limpios cada vez que pasaba. Era bueno. Otras veces hacía acrobacias y también cobraba: ponía diez niños acostados uno junto al otro, en medio de la calle. Se alejaba unos metros, se persignaba, salía disparado y volaba sobre los muchachos. Eso lo hacia en cualquier calle. Donde lo llamaran. La gente apostaba, pero él no. Él cobraba sus veinte dólares y ser perdía. Era vanidoso y le decía a la gente: «Yo soy Fórmula Uno.»

      Ahora el Fórmula Uno salió por Paseo, hacia arriba. Hizo unas cabriolas sobre su bicicleta, entre los autos. Daba vueltas, se elevaba en el aire, giraba dos veces y caía en una sola rueda. Era un maestro. La gente lo miraba pero no sabía qué se traía entre manos aquel negrito. Nosotros éramos siete y nos hacíamos los desentendidos en la esquina del convento de monjas, bajo los árboles. No había ni un policía por allí. El Fórmula tenía que esperar la orden de uno de nosotros. En el momento en que pusieron la luz verde para 23, un tipo a mi lado bajó el brazo y el Fórmula se largó como un rayo Paseo abajo. Por 23, hacia La Rampa, había unos treinta autos, muy stressados a esa hora, que se lanzaron a ganar la verde. Y calle arriba, hacia el Almendares, rugiendo y desesperados, otros treinta o cuarenta más. Sumando: el Fórmula tenía setenta papeletas para morir-se aplastado. Y una sola para vivir. Ahí estaban flotando mis siete dólares. Si mataban al tipo, me quedaba en cero. Yo necesitaba que el Fórmula cruzara y ganara sus veinte dólares. ¡Y lo logró! El tipo era una centella. No sé cómo cojones lo hizo. Igual que una mosca. De pronto ya brillaba haciendo acrobacias y riéndose, al otro lado de Paseo.

      Vino hasta nosotros riéndose a carcajadas: «¡Yo soy Fórmula Uno!» Cobré mis treinta y cinco dólares. Le di cinco al Fórmula, y lo llamé aparte. Le estreché las manos. Las tenía secas y firmes. Lo miré a los ojos y le pregunté: «¿No te da miedo?» Sacudió los hombros: «Ah, blanquito, no jodas. ¡Yo soy Fórmula Uno, acere! ¡Fórmula Uno!»

      Antes de él, allí mismo se mataron cuatro muchachos. No quiero acordarme. Otros dos no tuvieron cojones para lanzarse. Así es. Sólo unos pocos sobreviven: los muy estrellas y los muy pendejos”

Ungawa! Mariano

  Tenemos nuevo presidente in pectore; parece que este finde no sale; se está estudiando las cosas; también le piden el inglés, que salvo que Gibraltar se anexione España creo que el no saber inglés es condición sine qua non para devenir Presidente español.

Aunando ambas tareas urgentes, el ponerse  al día en “la que está cayendo” y ante las próximas citas internacionales el pool de asesores inteligentes le ha dicho a Mariano que empiece a poner orden con una palabra mágica : ¡Umgawa! . Para qué tomar decisiones vertebradas y con fundamento…con una tanda de Umgawas como-Dios-manda podemos poner en órbita el Banco Central Europeo, la prima de riesgo y lo que se tercie. Un Umgawa for his place y a triunfar. Lo del taparrabos va a acostar más de sobrellevar, pero con los recortes nunca se sabe. De momento podemos empezar por la vía oral, dale:

Y llegando a este punto percibo que con mi zeppelín a cuestas todavía no he parado mucho en Timisoara, ciudad en la que residí y a la que tengo mucho cariño. Habrá muchas cosas que contar pero como estábamos con Tarzán, pocos se imaginan que el mejor Tarzán, el que grita bien nació en un barrio periférico de Timisoara.

Sí, Jonny Wesmuller, nació en Freidorf cuando era todavía el Imperio Austrohúngaro y Timisoara era conocida como Temesvar. Cuando lo supe allí que me fui a intentar ver donde nació el tarzán que me había hecho  soñar con África desde niño.

Freidorf hoy es un lugar ceniciento, derelicto donde hubo tiempos mejores, como si la revolución industrial hubiera también nacido allí y se hubiera acomodado el feísmo de la época comunista rumana, cuyas obras son para enmarcarlas en el salón de los horrores.

Mucha gente emigró de esta zona buscando mejores oportunidades en los años 20 del siglo pasado, entre otros la familia de Jonny.

Es difícil asociar hoy un barrio periférico de Timisoara con la jungla y los simios, pero sí, así sucedió. Con una formación reglada y destacando en natación Jonny hace 87 años dejaba el récord del mundo en  57.4  un 17 de febrero de 1924…Era el nadador por excelencia que aprovecharían las productoras para darle empaque al papel protagónico de Tarzán de los monos, más rápido que los cocodrilos, más in pectorales que Mariano, con todo vaya birria de nadador mirándolo desde esta época … Cielo Filho  (Brasil) hizo parar el cronómetro en 46.91; con su prodigioso estilo y su determinación ostenta el récord mundial en los 100 metros estilo libre de la natación desde 2009. Más de 10 segundos de diferencia, que en natación es un mundo.

Es decir Tarzan era 10,49 segundos mñas lento que el portento brasileño, medallista de oro en Beijing.

Pero entre 1921 y 1929, año de su retirada, nadie fue capaz de batirle en el estilo libre. Acumuló 67 récords del mundo y se convirtió en el primer hombre que rebajó el minuto nadando los cien metros, ganando cinco medallas de oro en los juegos olímpicos de París y Amsterdam.

Creado en 1912 por el escritor americano Edgar Rice Burroughs, Tarzán, que en la ficción es hijo de un aristócrata inglés, tienen sus orígenes en el darwinismo social, una ideología  que sirvió de inspiración para  muchos  autores populares a finales del SXIX  y primeros del XX, como el propio  Burrouhgs y otros , Jack London y Robert E. Howard.

Las novelas expresaban el discurso colonialista de aquel  período, destacando el dominio del hombre blanco sobre otras etnias y culturas La gran amistas con los simios pretendía exteriorizar el ancestro común, de alguna manera éramos de la misma familia. Tarzan de cierta forma simbolizaba la superioridad del  hombre blanco, y la  supremacía sobre los salvajes

Sería de buen tono para entrar enlas próximas reuniones internacionales –anticipando el Ungawa- entonar el grito de Tarzan.Y luego nadar y guardar la ropa. Ok. Merkel no es Jane, ni Soraya chita, pero los cocodrilos son de verdad. Aquí Tarzan y Jane en un curioso corte demasiado atrevido para la época.

El origen de tan célebre grito es precisamente objeto de controversia. La Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) explicó que los expertos de sonido amplificaron el rugido con ruidos de animales. Sin embargo, Weissmuller defendía su autoría del grito, inspirado en cantos tiroleses. Maureen O’Sullivan, Jane en varios de los filmes de Tarzán, corroboraba que el alarido era producto exclusivo de la caja torácica de su compañero de reparto.

En todo caso, aquí tenéis el tutorial para practicar el grito tirolés que os puede ser muy útil en cualquier circunstancia, sirviendo de llamada a funcionario, dependiente, o compañera/o. El tutor como veis debe ser el mismo del Ungawa!…

 

Eso sí. Mariano!, el grito tiene que ser el guay porque alguno que otro fracasó antes en el intento. Y por favor no pongas los pies encima de la mesa. Es de mal tono y no toca.

Así, no!

Esto está mejor campeón:

Gora Euskadi Askatuta

Viva Euskadi LIbre!.

Que los guardaespaldas se queden sin trabajo es una de las mejores noticias en materia de paro y libertad que se pueden dar. Cuando una organización terrorista como ETA anuncia el cese total de la violencia toca alegrarse muchísimo. Hoy  no dan ganas de hablar de otra cosa; me alegro por tanta gente que ha sufrido y sufre. No dejaba de sorprenderme muchas cosas; al final la escenificación de un final con presencia de líderes internacionales en una llamada Conferencia que la arreglaron en cuatro minutillos y un powerpoint, pero eso sí, en un Palacio. Vamos a ver ahora como sigue lo de la construcción porque la política vasca es muy de ebanistería, la importancia de la Mesa y la Silla es brutal; siempre había apelaciones a “sentarse en una mesa”, que pasaba algo, venga a trabajar porque se sienten en la silla, dejar la puerta abierta para el diálogo y no faltaban los partidos nacionalistas bisagra que le hacen el juego a ETA …pero la madera que mandaba era la del ataúd y el silencio. No olvidemos en el trasfondo forestal de la política vasca que el tótem vasco es el Árbol de Gernika.

La película documental de Julio Medem “pelota vasca” explicaba muy bien el conflicto y un amplio espectro de  opiniones, aquí con montaje musical en la voz de Mikel Laboa.

Uno, dos, tres,cuatro, cinco, seis,siete, ocho, nueve (también se puede traducir por “cuervo”),diez (también se traduce como “arma”, y algunos ven la palabra “araña”= armiarma ), tiro, ¡pum!¡Xirristi-mirristi!, (onomatopeya intraducible que hace alusión al crepitar del fuego) asador, plato,sopa de aceite,caldo de pollo,beber de golpe o tragar….ikimilikiliklik…(onomatopeya intraducible que hace referencia al acto de tragar de un modo aún más enfático que el término anterior “klik”).

Baga, biga, higa, Laga, boga, sega, Zai, zoi, bele, Harma, tiro, pun!,Xirristi-mirristi, gerrena plat, Olio zopa, Kikili salda, Urrup edan edo klik …ikimilikiliklik ...

Ojala no tengamos mas comunicados, y si los tenemos sean como éste que sigue que debéis ver hasta el final; y fijaros también en la escenografía y los símbolos; siguen los árboles y contra los árboles… el hacha del escudo de ETA y como colofón los reptilianos, la serpiente bíblica del pecado en el paraíso arboreo. Gora Euskadi Askatuta y más IKEA Euskaldun….