El Duende de Zaragoza

Hoy hay una luna llena de las que invitan a la afición a sacar los vampiros a pasear, esta historia es buena y la tengo a la vuelta de la esquina

 Resulta que en Zaragoza vivo muy cerca de Gascón de Gotor, recuerdo que después de algún entrenamiento cuando practicaba el fútbol tomábamos una cerveza en un bar llamado “El Duende”´ubicado en esa calle. Detrás del mostrador había un hombre pequeñito y con bigote, siempre creí que el duende que aparecía representado en el letrero era él. Pero no, allí me enteré que el nombre lo tomó de un verdadero duende que habitó en la casa del número 2, allá poe el lejano 1934, caso que fue catalogado como un fenómeno  terrorífico e inquietante que dio lugar a la alarma social, la intervención de la policía que inició sus pesquisas y un eco sin igual sirviendo portadas y primeras páginas de los periódicos  nacionales e internacionales de la época.

Ahondemos en el asunto para regocijo de los curiosos visitantes de mi Zeppelin, oigo voces…del narrador:

Todo comenzó el 27 de Septiembre de 1934, sobre las 6 de la mañana, en una casa de un inmueble de cuatro plantas de reciente construcción, propiedad de la familia Palazón, habitada por 8 familias de renta elevada, con todos los adelantos de la época. En los bajos del edificio, el Café Bar Sport permanece cerrado. En la fría noche zaragozana, de repente se oyen“por donde la escalera”  voces macabras, chillonas, horribles carcajadas abracadabrantes. ¡Qué miedo maño! Muchos vecinos atemorizados, abandonaron en espantada el edificio. Otros, en pijama, valientes inspeccionaron el rellano, y cual fue su sorpresa al no encontrar a nada ni nadie que pudiera haber provocado aquel endemoniado escándalo.  Pero  no acabó ahí la cosa. En el hogar de la familia Palazón el duende continuó con su actividad haciéndose sus conversaciones claras y perfectamente audibles.

En el segundo derecha reside la familia Palazón, un matrimonio joven con niños, la hermana de la señora y la criada Pascuala Alcocer o Alcober como aparece indistintamente en las informaciones de la época, de dieciséis años, llevando año y medio al servicio de la familia.

Pascuala es quien descubre por primera vez lo que iba a ser cotidiano en las siguientes jornadas. Pascuala esta en la cocina de azulejos verdes terminando de lavar unos platos y cuando se dispone a retirarse de la cocina, escucha una voz que parece provenir de un fogón que le llama por su nombre y deja escuchar una carcajada.

Pascuala enmudece y sale corriendo  aterrorizada a la habitación de los señores a pedir ayuda. Los señores atribuyen las risas al cansancio de Pascuala y no le dan más importancia.

El fenómeno continuó.

Unas horas más tarde, es la propia señora la que escucha un !Ay! en el momento que Pascuala cierra el pasa humos de la cocina.

Las dos mujeres salen despavoridas en busca de ayuda y cuando los vecinos acuden a la cocina, escuchan estremecidos una voz que emana de la hornilla.

La familia se presenta en comisaría para exponer el problema y entre los días 20 y 23 de Noviembre, la policía y la guardia de asalto a las órdenes del comisario de Vigilancia de Zaragoza, Sr. Pérez de Soto realizan varios registros en el edificio sin encontrar absolutamente nada.

Incluso una comitiva de electricistas, fontaneros, arquitectos e incluso sacerdotes, intentan descubrir lo que ellos tomaban por un engaño. Las brigadas municipales llegan a levantar el suelo de la cocina buscando posibles mecanismos ocultos.

Las fuerzas de seguridad en un principio creían que se trataba de alguien que desde un conducto pudiera manipular una voz, pero las respuestas que da la voz solo pueden hacerse estando presente, ya que cuando entran los guardias la voz dice !Ya están aquí los guardias! o !No apaguéis, que no se ve!, cuando apagan la luz.

La policía acudió al inmueble para investigar con seriedad y detenimiento pero no pudieron encontrar nada. El comisario pidió incluso que las autoridades judiciales se hicieran cargo del caso, y así se hizo. El juez Pablo de Pablos pidió una vigilancia exhaustiva del lugar, así como de investigaciones forenses en el lugar que no darían ninguna solución al misterio. Se levantaron las losas de la vivienda, se inspeccionaron las tuberías, se observó la salida de humo, pero todas estas pesquisas no consiguieron desentrañar el misterio de la vivienda de los Palazón.

El fenómeno seguía reproduciéndose y la policía no encontraba la solución al enigma. Gritos de amenazas como “ya estoy aquí cobardes, cobardes” continuaban. Incluso esta voz llegó a tener una conversación con uno de los agentes que inspeccionaban la casa. La conversación fue la siguiente:

– Policía: “Quién eres? ¿Por qué haces esto? ¿Lo haces por dinero?

– Voz: No

– Policía: ¿Quieres trabajo?

– Voz: No

– Policía: Entonces que quieres hombre

– Voz: Nada, no soy hombre

 El día 20 de noviembre de 1934 el Heraldo de Aragón coloca en portada la siguiente noticia:

«EN UNA CASA DE LA CALLE GASCÓN DE GOTOR SE PRODUCE UN HECHO EXTRAÑO, QUE DETERMINA UNA ALARMA EXPLICABLE».

El día 27 de Noviembre, la noticia sale de España y el “The Times” ingles le concede una portada. Las agencias de información UFA (agencia alemana a la que posteriormente sustituyó el NODO) y Movietone-Fox, de Estados Unidos se movilizaron a la búsqueda de la noticia.

El periodista del Heraldo de AragónAndrés Ruiz Castillo, fallecido hace unos años, fue el único testigo de la prensa que tuvo acceso directo a la casa y pudo comprobar, de primera mano, el fenómeno. El caso del duende se convierte en la pasión/obsesión de su vida. El Correo Editorial, de Barcelona, edita un librito sobre el duende en 1935. La Revista Crónica, en diciembre de 1934, que costaba 30 céntimos de la época, le dedica extensos artículos, con fotografías y entrevistas a vecinos, curiosos y testigos; entre sus páginas se pueden leer anuncios para combatir el mal aliento o Pastillas Aztecas contra la tos, la bronquitis, el asma o el enfisema. A nivel nacional los diarios El Sol o La Nación se ocupan periódicamente del caso.

 Todo lo sucedido hasta ese momento era primera página de la prensa, incluso la del extranjero como el Times. Entonces se decidió dar el caso a un nuevo Juez, Luis Fernando, que aplicaría la censura y que daría carpetazo al asunto con un comunicado a la prensa en el que echaba casi todas las culpas a la criada adolescente diciendo que era un fenómeno psíquico que aunque  poco habitual, basado en la teoría de la histeria, muy recurrente todavía en aquella época, como causante del misterio. Al estar siempre presente la joven criada cuando se escuchaba la voz del duende, y que fuera esta una adolescente de 16 años, se pensó que quizá  estuviera sufriendo los efectos de la histeria, y la ventriloquía fuera uno de los síntomas de la enfermedad unido a la sugestión de los vecinos. Pero esta opción quedó descartada, ya que incluso con la criada fuera de la casa y el edificio desalojado, la voz del duende seguía escuchándose.

Los Palazón se fueron de la casa atemorizados y se instaló una nueva familia, los Grijalba. El duende continúo con sus perfomances tenebrosas y demostró la voz una especial predilección por conversar con el niño de apenas cuatro años, Arturo Grijalba Torre.

Las conversaciones entre el niño Grijalba y el duende se convierten en un juego macabro. Arturito, sin el miedo y los complejos que da la temprana edad, le dice a su padre: «Vámonos, que este tío está chalao». Y la voz le contesta: « ¡Chalao no, pequeño, chalao, no!»

 Sin poder demostrar que fuera una farsa y sin encontrar al Duende o el origen de las voces y risas, el juez que llevaba el caso da el veredicto de que todo se debe a un fenómeno psíquico que se producía tan solo en determinadas ocasiones.

El caso tenia que ser cerrado rápidamente ya que estaba alterando notablemente la vida de la ciudad. El informe forense apuntó a Pascuala Alcocer como responsable de la voz de la hornilla, a pesar de que esta también se manifestara incluso cuando ella no estaba en casa.

Pascuala fue desterrada a su ciudad natal.

Además de las tres mil personas que se concentraban en los alrededores, la historia del duende llegó a otras muchas facetas de la vida cotidiana. Ya estoy aquí, soy el «duende» que me he trasladado para regalar al público estos o aquellos artículos a precios casi regalados, se podía escuchar en la radio. Se comercializó goma de Mascar «Duende», harinas «Duende» o radios «Duende». La estafeta de correos de Zaragoza recibió, nada más y nada menos, 11.000 cartas alusivas al duende. También obras de teatro sobre el tema. El Gobierno Civil recibió un telegrama desde un pueblo de Portugal dirigido al «Fantasma de la Calle Gascón de Gotor». El despacho en cuestión, dice así: «Ciudadano Fantasma de la Calle Gastón de Gotor. Si quiere venir a mi casa, le daré cinco mil pesetas. Arnaldo Lourenço Ferreiro»). La policía impidió el paso al famoso vidente aragonés Tomás Menés, cuya visita fue filmada en cinematógrafo. Un grupo de estudiantes «sobornó» al propietario del Café Bar Sport para que les dejase acceder al edificio y, provistos de sábanas, subieron al tejado del edificio para suplantar a los fantasmas. La broma les costó pagar una multa de cincuenta pesetas por cabeza, cosa que a los padres les llenaría de felicidad.

Entre las teorías falsas o disparatadas que se barajaron a pie de calle estaba, además de la ventriloquia inconsciente de la sirvienta , que proponía el eminente psiquiatra del manicomio de Zaragoza, Joaquín Gimeno Riera, se dijo que el actor Rafael López Somoza se servía de un aparato de radio para vengarse del público que le daba la espalda. O que no era otra cosa que un desafío de Eugenio Balder, uno de los padres de la ventriloquia española. También se insinuó que era propaganda del dueño del Café Bar Sport para atraer clientela o una idea por parte de las empresas de tranvías y autobuses para potenciar el transporte. Nada como una mente ociosa para dejar volar la imaginación.

 Y una fría noche de Diciembre de 1934, el duende desapareció dejando un mensaje aterrador: ¡Voy a matar a todos los habitantes de esta maldita casa, cobardes!

 Nunca se supo quién hablaba, quién era el Duende de Zaragoza pero si se supo que hubo una espiritista de un pueblo de la provincia para una sesión de espiritismo. Fue el 25 de Noviembre del 1934, Asunción Jiménez se llamaba, seguramente fue una reunión clandestina.Sobre la once de la noche y cuando la señora dijo haber contactado con el “bromista de otro mundo” tuvo un colapso que la dejó muerta al instante. Todo aquel misterio quedó ahí.

El bar el duende cerró, ahora recuerdo la sonrisa de se duendecillo ya cercano a la jubilación, al que entre cerveza y cerveza, le decíamos que el duende era él y se reía con una sonora carcajada. Hoy en el numero 2 de Gascon de Gotor se levanta un nuevo inmueble, llamado, EDIFICIO  DUENDE.

    La historia contada en tv:

¡Paciencia, muuucha paciencia!

Ayer hablábamos de lo rápido que van las cosas y de la lentitud de la influencia del ciudadano en el desenvolvimiento de su rol ciudadano. Y hablaba de España. Sabéis que llevo buscando a mi detective chino por todos los rincones y lo he encontrado tomándose una limonada frente al puerto de La Habana.

Si un pueblo se caracteriza por la lentitud de su influencia en el devenir de las cosas, Cuba se lleva la Palma de Oro de Cannes, el León de Venecia , La Concha de Oros y el Oso de Berlin todos juntos. Y es que los abusos cometidos en nombre de la dignidad de un pueblo  han resultado tan nocivos como los abusos habituales de las superpotencias, y con más saña si cabe en el caso cubano. Uniendo las dos cosas, la paciencia del cubano debiera presentarse al Patrimonio Intagible de la Humanidad de la Unesco (mirad una lista de “cosas inmateriales” que llevan ese camino: la cetrería, La isopolifonía popular albanesa, el alhelil del Gurara en Argelia, el tango, el duduk y su música armenia; El leelo, canto polifónico tradicional del pueblo seto (este me interesa) y una lista apasionante de la me quedo con “La refección septenal de la techumbre del Kamablon, casa sagrada de Kangab” de Mali, que vete a saber de que estamos hablando. En  el caso español ni siquiera han nominado el botellón, la siesta, la tortilla de patata de mi madre, la trama Gürtel  o  el quedar en la puerta de los cañones de el Corte Inglés de Zaragoza por ejemplo, todas ellas mucho más importantes que las oficiales por España, a saber: el misterio de Elche, la Patum de Berga, los Tribunales de regantes del Mediterráneo español: el Consejo de Hombres Buenos de la Huerta de Murcia y el Tribunal de las Aguas de la Huerta de Valencia; el Silbo gomero, lenguaje silbado de la isla de La Gomera (Islas Canarias); el canto de la Sibila de Mallorca, el flamenco, Los “castells”…

Propongo la paciencia cubana a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco:

El chiste que recorre la Isla es que Fidel envía un emisario a los Estados Unidos para ver como esta aquello. El enviado, Yosvani, que no había salido de la Isla llega a Miami y se encuentra con una ciudad dinámica, atascos en las calles, neón, modernidades…

De regreso, Fidel le pregunta, qué chico, como esta eso?

Y Yosvani le contesta: ¡¡Fatal mi comandante, menudo retraso llevan, tienen de todo, están como nosotros en el año 1959!!…. Evidentemente poca diferencia hay en La Habana de 1959 y ahora; el parque móvil vigente es de aquella época:

Mirad este reportaje en lo que todo es aprovechable, el micrófono que salía en Los Picapiedra y las entrevistas con la llegada a Güira de Melena de un invento supermoderno la bicitaxi:

La inenarrable paciencia cubana ya viene de antiguo, mi detective chino es el “nieto” del famoso Chan Li PO,  que fue  un detective creado por el polifacético escritor y compositor  santiaguero Félix B.Caignet (San Luis, Cuba,1892- La Habana 1976), que se basó en otro detective chino Charlie Chan, creado por el escritorn norteamericano Earl Derr Biggers (1884-1933), primeramente en un serial del semanario  The Saturday Evening Post y posteriormente llevado a la literatura en la novela The House Without a Key a fines de 1925 y otra saga de aventuras, que le siguieron después.  Caignet nació de una madre cubana mulata y de un padre francés, que tenía unas tierras donde cultivaba café y caña de azúcar. Vivían en el campo con costumbres versallescas. Fue autodidacta y todo un personaje relacionado en diferentes épocas con la intelectualidad de la Isla, conoció a Juan Ramón Jiménez a María Zambrano, Carpentier o Caruso y compuso canciones famosas sin saber solfeo para el Trio Matamoros y su música se ha oído en los mejores escenarios del mundo como canciones como Frutas del Caney, el bolero Te odio, la estampa Carabalí, canciones como Sin Lágrimas y En silencio. El “intelectual “  Boris Izaguirre narró, no sin desacierto,  su historia en su  libro” Y de repente fue ayer”.

El Chan Li PO Cubano conoció su edad de oro en los años 30, primero en la radio de Santiago CMKD de Cuba y luego ya emitiendo desde la Habana a nivel nacional por la CMCK. Chan Li Po se describe como “una figura alta, gallarda, y simpática, de ojos pequeños y escrutadores que revelan una mezcla de bondad y decisión, de tenacidad: una tenacidad tranquila, que parece estar por encima de todas las flaquezas”

El actor Aníbal del Mar puso primero su voz y su presencia era tan acorde con el personaje que protagonizo la primera película  de largometraje sonora Cubana encarnando a Chan Li PO, en “La serpiente roja”, un thriller que fue exportado a muchos países.

La radio tenía un magnetismo increíble, “las calles cubanas quedaban desoladas a partir de las ocho de la noche y se reanimaban después, en corrillos que comentaban el tema predominante, la serie del detective chino, quien con privilegiada y parsimoniosa sabiduría, desentraña misterios del hampa. Tal era su popularidad que inclusive algunos cines ponían a esa hora la emisora en voz alta y encendían las luces, como intermedio entre películas, para que los espectadores no dejaran de asistir a las salas de cine y tampoco dejaran de oír los episodios de Chan Li Po.

Chan Li PO, tenía una verba curiosa, hablando cubano pero achinao utilizando las eles por las erres; además utilizaba en tono humorístico proverbios chinos adaptados a la realidad de cuba que pronto se incorporaban en la jerga cotidiana.

Los chinos ya eran conocidos en Cuba e incorporar su figura a la radionovela ya ocupada por arquetipos: la mulata, el español rancio, el guajiro…fue un verdadero acierto. El lejano Oriente, con personajes de extrañas vestimentas, costumbres y escenarios distintos despiertan la atención y son caldo de cultivo para dejar volar la imaginación del cubano.

Chan Li Po, que en los momentos culminantes, cuando ya estaba a punto de descubrir o adivinar quién era el asesino o un importante ladrón decía una frase a sus interlocutores que aún hoy se repite con frecuencia: Hay que tener paciencia, muuuucha paciencia.

Esta expresión pronunciada parsimoniosa y achinadamente sigue grabada en la jerga popular cubana en tono de humor ante la que les está cayendo.

Hoy  como son las fiestas del Pilar os tenéis que leer el Saluda que mi hermano lanza al Alcalde de Zaragoza por las Fiestas del Pilar en el Heraldo de Aragón de hoy :

“Acabo de escuchar en Antena Aragón a nuestro alcalde don Juan Alberto Belloch comentar las quejas de Interpeñas sobre el macrobotellón en el entorno del recinto y sobre la falta de medios sanitarios y policiales para controlar esa zona. Al parecer, muchos de los jóvenes que se reúnen estas noches en esa zona son menores de edad. El señor alcalde, espero que sea al calor de las fiestas o de algún exceso propio de estos días, ha dicho que la solución sería dejar entrar a los menores al recinto de Interpeñas. ¡Oiga usted, espero que rectifique sus declaraciones!. Durante todo el año, la ley prohíbe la entrada de menores a establecimientos de hostelería que despachan bebidas alcohólicas, la policía multa a muchos establecimientos por esa razón y ahora usted se despacha con estas declaraciones. Como padre y como hostelero, sus declaraciones me parecen vergonzosas y espero que no tengan algún oscuro interés. Como padre y alcalde, tendría que rectificar sus palabras. O.Setuain”.

Por si acaso chicos,  si bebéis no hagáis esto si os paran en un control antialcoholemia:

¡Paciencia, muuucha paciencia!

31.06.1931…comieron perdices pero…

Con el blog vienen los encargos, -gracias Scotland Yard- y aunque  todavía no he sacado a mi detective de cabecera,  hoy trasladamos el Zeppelin a los muy queridos años 30 de la campiña inglesa. Eran muy queridos para los asesinatos, cuanto más complicados más atraían al pueblo; y si estamos en Inglaterra estamos ya en la liga de los campeones con Agatha Christie y Sherlock Holmes que son los que mejor  convertían en ficción esos casos que a veces la realidad supera.

Hoy hablamos de un caso sin resolver, aunque mi detective, que es un chino cubanizado, ha solucionado el caso.   Ya me extrañaría a mí que lo resolvamos en media hora pero como dirían en los programas de misterio: “el chino me ha aportado datos nuevos incontrovertibles para buscar al asesino”.

Ubiquémonos en Aldersho, Inglaterra, el 3 de Junio de 1931, el teniente artillero Hubert Chevis, que sirve en la base militar local, se sienta a la cena con su dulce esposa; seis meses de matrimonio y la mujer servicial había hecho cocinar dos perdices; una grande y una pequeña. Como siempre la mejor pieza y dedicación para su marido; un militar intachable, un verdadero caballero que le iba a hacer muy feliz…no como su primer marido. Una verdadera tarde de junio con luz inglesa y campos alrededor…very romantic. Y fueron felices y comieron perdices ¿really?

Pues nada, ahí tienes darling, la perdiz grande y para mí la pequeña, cariño…

El teniente que probablemente había comido fatal en el regimiento, un fish and chips o así, traía un hambre de caballo, pero de primero la mujer le había puesto pescado y echando un ojillo al tamaño de la perdiz  que le aguardaba se reservó para el segundo plato.

El teniente se lanza a por el pollastre con avidez, pero al dar el primer bocado hace una mueca de desaprobación tendiendo al asco, y dijo ¡Puaj! –pero en inglés- y luego “Terrible” y apartó el plato.  Su mujer dio un mordisquito a  su perdiz y dijo: “rancio”…se refería al pájaro no al marido.

El teniente Chevis, le dijo a la cocinera que retirara “el pollastramen” y que lo destruyera, nada de dárselo a los perros (superdetallazo, mi teniente). Así que la cocinera carbonizó las perdices. Y nada más retirarlas, el teniente se puso malo, convulsionándose y dándole una parálisis parcial…La mujer, solidaria, empezó a experimentar unos very important dolores de barriga. En estos casos hay que llamar al médico, que enseguida los envió al hospital, o sea Let’s go quickly, quicly que esto tiene una pinta chunguen.

La policía trazó el camino que las perdices habían seguido hasta llegar a la mesa. El carnicero fue interrogado y el resto de sus perdices se encontraron limpias de sustancias tóxicas. Las aves fueron transportadas a la finca de Chevis y guardados en una despensa fuera de la casa. Eso era lo normal antes de la era del refrigerador. Las perdices fueron sacadas más tarde de la despensa y fueron cocinadas por la cocinera. Parece que la única explicación es que alguien hubiera manipulado las aves mientras que estaban en la despensa que no estaba con candado.

La investigación continuó , pero tomó un giro extraño el día del funeral de Chevis cuando su padre recibió un telegrama firmado por un tal J. Hartigan que residía en el  hotel Hibernian  de Dublin que decía: Hurra, hurra, hurra. La policía informó que en el hotel no había ningún J  Hartigan pero un químico de Dublin confesó que había vendido estricnina 8 semanas antes a un hombre cuya descripción que el telegrafista del hotel dio de J. Hartigan— (Es un polvo cristalino blanco, inodoro y amargo que puede ser consumido por boca, inhalado, mezclado en una solución o dado en forma intravenosa.En altas dosis produce una gran estimulación de todo el sistema nervioso central, agitación, dificultad para respirar, orina oscura y convulsiones, pudiendo llevar a un fallo respiratorio y la muerte cerebral). 

El puzzle se complicaba, la policía interrogó al círculo de la familia y todos coinciden en que eran bienqueridos socialmente  y en el estamento militar. No había habido en la zona otro caso así que indicará la existencia de un asesino en serie. El primer marido de la Señora Chevys tenía una coartada; el día de autos se encontraba muy lejos de Aldershot el día en cuestión. Días más tarde apareció en prensa la noticia del asesinato e incluyó una fotografía del telegrama (sin el nombre del remitente). El periódico en cuestión recibió días más tarde una postal en la que se leía:

 Señor,

¿Por qué publican la foto del telegrama Hurra?

J. Hartigan

Para colmo a los 4 días del entierro el padre de Chevis recibe otro telegrama:

Es un misterio que nunca resolverán

J.Hartigan

La investigación no progresaba para encontrar el culpable. El caso se enfrió y la esperanza de una solución se fue evaporando.De los 31 casos de envenenamiento que tuvieron lugar en Reino Unido en 1931 se resolvieron todos menos éste. 80 años después es muy difícil solucionar  este caso que pasa por uno de los más complicados que quedan por resolver.

Así, que no me queda más acudir a mi detective chinocubano, que otro día os presentaré.

La verdad que para solucionar el caso me ha pedido a cambio que le invite a un pato laqueado y a una cerveza Chan Miguel….pero esta historia es otra. Pasemos a la que nos ocupa:

Y una vez explicado el caso mi detective contesta:

– Caso, estal chupado –como peldices jaja ja- caso muy fácil pala mí . Yo recuelda sel Chino Cubano, caso muy fácil Señol…

–       Pero hombre de Dios sincrético, -le digo- quiero una explicación convicente—¿quién es el culpable?…

– Caso diveltido, yo no se si decil, donde estal pato laqueado y Chan Miguel? ja, ja,ja

– Culpable sel  Raul Castlo….

Te advierto que es un caso real, no la vayamos a liar mi Chino, ¿Raul Castro?

-Chino no lial, chino decil velda…

–Pues escupe ya…

— Yo olel ya pato ja ja—

-Uf!

– Mila!:  Fue la mujel, para volver con primer malido

Y como lo sabes..

–Yo ver pasado en charada china (ver post sobre bolita china)

–Como, si….

—Mujer comer peldiz pequeña no…?

–Sí, eso se sabe..

homble, más malo comel peldiz glande: Mujel tenel 33 años, número 33, la tiñosa , en Cuba buitle caloñelo, y para los chinos también la zola (zorra).-Mujel ser Raul Castro, peldiz pequeña….Peldiz grande ser hermano , Fidel,  Sr Chevis ser Fidel, El caballo en la charada China… Tiñosa sobre Caballo…Fidel morir primero ja ja!!! Raul, no morir..

Pero Raul Castro? Que coño tiene que ver Raul Castro con las perdices…

–Raul Castro, helmano pequeño…como le llaman en Cuba?

—Bueno, las malas lenguas le llaman la china…la verdad que tiene cara achinada…

—Peldiz de Manchuria, las peldices eran de  pueblo mi papá, peldices de Manchuria en China…

—Y qué tiene que ver…

—Tu ignolante-En Manchuria usal  peldices con estricnina para cazal zolas, pero costumbre venir de India…tierra de reencarnación…

–Pues no me entero—

–Sí, sí..en India aprendel, perdices tratadas con estricnina, venir zorra, comer y morir, piel buena…sin estropear—Peldiz Glande morir, marido morir, hermano reencarnarse, mujer querer resucitar vida, no gustal teniente, grande equivocación, mujer heredar mucho dinero, primer malido nacer en India británica, el saber técnica estricnina, enseñal mujel

—Me estas engañando como un chino

—No, no engañal….tu no saber nada, tu pagar pato laquedo y Chan Miguel…Sr Chevis  moril, necesario para Karma de la señora, reencarnación, muy mejol vida…

–Y los telegramas, quién los puso?

-Eso no saber,¿ otro estúpido como tú?

No te creo. Dame una prueba definitiva.

Tú alcolnoque,  mila fecha en Wikipedia que día nacel Raul Castro…si coinciden con dia asesinato señol Chevis tu pagal, tu pagal…ja ja ja!

-Pero… serás cablonazo…!

—Ja, ja, ja…tu pagal..yo ver Indio con pájaros…con Chan MIguel y pato laqueado…milad, milad…pajalitos indios…

y la Chan MIguel