“Todo el mundo tiene un plan hasta que le dan una hostia en la jeta”

Esta cita culta, está a la altura de los presocráticos, socráticos y postsocráticos, ya sabéis que aquí sólo salen los grandes sabios de la humanidad. Pues bien, el filósofo, escucha Mariano, que hoy te ilumina,  es nada más y menos  ese sucesor  del neopositivismo escandinavo que es Myke Tyson, no podíais esperar menos de un boxeador, del killer por excelencia.

Me da a mi que entre derrota en las elecciones andaluzas- esa pírrica victoria. las conminaciones de Bruselas, la huelga general, las promesas palmariamente incumplidas en tan poco tiempo, cuyo corolario es la  amnistía fiscal, todos sabíamos que los políticos nos toman por imbéciles en su propio interés pero es tan burdo todo que sólo por tomar el poder se defienden posturas un día y la contraria al estar en el poder; mirad la evidencia, esto es lo que hay amigos; donde dije diego digo ahora sí, amnistía fiscal by the patilla…

En este estado de cosas que nos cambian los principios, rogaríamos a los políticos que resolvieran lo suyo y ya que somos meros espectadores sufridores de sus asuntos, pedimos espectáculo. España como sociedad ya adulta, occidentalizada debe mirar a esas grandes democracias; y hoy gracias a mi amigo quebecois os traigo el vivo ejemplo de lo que debería pedir aquí la afición: una lid pugilistica entre adversarios de verdad, esto es Canadá.

Podría parecer una pelea de tercera de aficionados, pues igual sí, pero no.

Los contendientes son nada menos rivales políticos que están dirimiendo así sus “diferencias”;

¡Con Ustedes a la izquierda, de rojo canadiense  Justin  Trudeau parlamentario del Partido Liberal, nada menos que hijo del exprimer ministro en los felices setenta canadiense,  Pierre Elliot Trudeau….

A la derecha, realmente a la derecha, de azul partido popular, el Senador Conservador, Patrick Bruzeau.

Hagan sus apuestas!! ¿Cómo iban las apuestas, vamos a analizar a los contendientes…?

Justin Trudeau, 40 años, 180 libras en el peso;  más alto que su rival parece realmente inferior a su rival, la prensa canadiense señalaba los días previos que no solo no era el favorito, sino que además probablemente saldría seriamente dañado del choque. Los conservadores se frotaban las manos, por fin iban a ver a un Trudeau morder la lona.Las apuestas estaban 3 a1 en su contra.

Justin Trudeau:• 6 pies , 2 pulgadas:, 180 libras, 40 años, partido liberal, parlamentario, lecturas: Papineau, Que; Capricornio, mejor golpe: gancho de izquierda, consejo de sus amigos: “intenta no morir”.

Patrick Bruzeau, 38 años, 180 libras, conservador, Senador, Lecturas: Repentigny, Escorpio, mejor golpe: cruzado de derecha- Brazeau entrenó 5 diás por semana durante 4 meses; y el tatuado senador es nada menos que cinturón negro de karate.

El combate fue televisado, con audiencias récord.

Y allá vamos..bonitos intercambios de golpes….

Intercambio de golpes animado que llegó al desenlace en el tercer round…

Y el ganador por KO en el tercer asalto, contra pronóstico fue  Justin Trudeau

Y cuál era el premio? El ganador corta el pelo, un a trenza en este caso de su oponente que además irá toda una semana vestido con la camisola del partido rival…

La madre de Patrick, murió de cáncer de hígado

El padre de Justin de cáncer de próstata.

La velada con fines benéficos obtuvo 230 000 dólares canadienses de los cuáles  30.000 salieron del bolsillo de ambos contendientes. Todo en favor de la Asociación de Lucha contra el cáncer de Ottawa,

Mariano, ya que la hostia te está llegando, te animas?. Venga Alfredo, no es una cuestión de principios, pero el pueblo os necesita.

Filósofo, eras un portento tío, lástima que tu cerebro no se había desarrollado todavía. Genuino, et merci por le cadeau, Monsieur

Boxing day

Este cuadro “Strictly a Sharpshooter”,Ilustración para American Magazine, junio 1941 de Norman Rockwell (3 de febrero de 1894Nueva York – 8 de noviembre de 1978Stockbridge) es el que me más me gusta de él. Normalmente sus cuadros son edulcorados y reflejan la cultura popular americana con sus héroes, el valor, escenas cotidianas, Americaaa. Pertenece el cuadro o bien a George Lucas o a Steven Spielberg; de hecho ambos “compiten” amistosamente por poseer en su colección privada el mayor número de cuadros de Norman Rockwell, aseguran que les ha inspirado mucho en su carrera.

Uno de los aficionados al boxeo mezclado con su arte ha sido en España  el pintor Eduardo Arroyo, que ha pintado motivos boxísticos a lo largo de su carrera siendo uno de sus iconos el boxeador panameño Al Brown, al punto de tener un libro ilustrado  por él en que se recogen textos de total entrega al púgil por parte del escritor francés Jean Cocteau (5 juillet 1889 Maisons-Laffitte 11 Octobre 1963 Milly-la-Forêt.  (Jean Cocteau, Panamá Al Brown, Círculo de Arte, 1995).Panamá Al Brown (Colón 1902- Nueva York, 1951) Alfonso Teófilo Brown, es indudablemente reconocido en los anales deportivos, como el primer campeón latinoamericano de la historia del boxeo moderno. Sus puños le otorgaron un lugar de honor en el olimpo deportivo, pero además se convirtió en un  icono cultural que ha sido fuente de inspiración artística. Panamá Brown se colocó en el foco de las corrientes dadaístas  parisinas, entregándose tanto al boxeo como a la vida bohemia, llegando a debutar como bailarín en Monmartre en la compañía de Josephine Baker.¡wow!

 Bailaba, cantaba, armaba saraos, era animador y nómada. Conoció a Jean Cocteau en 1935 cuando  Panamá ya había sido campeón de todo,  se enamoraron y se hicieron amantes, para escándalo de la sociedad francesa que ya avanzados los años treinta parecía hastiada de las excentricidades de los felices años veinte.

Jean Cocteau estaba muy bien relacionado. Era amigo de Stravinsky, Apollinaire, Colette, Diaghilev y amante de Jean Marais, el actor más apuesto del momento, para el que escribió varias piezas teatrales. Compuso un número de cabaret para Edith Piaf y letras para Juliette Greco. Entre sus aficiones se encontraban los liftings faciales (se hizo el primero en 1935),. Se rodeaba de lo más escogido de París, y Cocó Chanel solía pagarle sus curas de la adicción al opio. En ese contexto tenía la combinación perfecta, el exótico pupilo boxeador,  su capricho: Panama Al Brown, una pieza más de su cacería.

Eduardo Arroyo cuenta en su libro que la pregunta general del público, también general sería: “¿Hay derecho a ser campeón del mundo a los treinta y cinco años, estar champanizado, tener indicios de sífilis, ser opiómano, jugador, músico y encima negro?”.

Los días finales de Al Brown fueron tristes, sucumbió a la fama y el olvido. Acabó  en un gimnasio de Harlem cobrando un dólar por cada combate que aguantara como sparring. Morirá poco después, tuberculoso y sin un solo penique a su nombre.

Si Al Brown fue el primer campeón del mundo latinoamericano el gran Kid Chocolate fue el segundo, y un mito del deporte Cubano.Eligio Sardiñas Montalvo (28 de octubre de 1910 – 8 de agosto de 1988). Por todos conocidos como Kid Chocolate, nació en la calle Santa Catalina número seis, en el popular barrio de El Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba, el 28 de octubre de 1910. Fue el boxeador cubano de más fama internacional en todos los tiempos, ganó 136 de sus combates, de ellos 51 por KO y perdió 10 combates , empatando 6. Sólo dos personas le noquearon en su carrera. Solía decir “El boxeo soy yo”.

 .