Bad Men, hipsters & Αγανακτισμένοι (indignados griegos)

El zeppelín viene hoy con la torpedería puesta, hay luna llena, quizás un poco recortada como el ambiente, pronto venderán los croissants unicornios, y los días serán como hoy  binarios 1 1 1 1 1 1…

Al hipermercado hay que ir 1 ó 1 1 veces por semana, según organización, vehículo, carrito de la compra, salario  etc…a votar cada 1 1 1 1 años y parece que pronto toca. Las opciones son como para echarte a temblar, parece el mostrador de yogures del supermercado de Cuba: dos sabores, a cual peor. Vale, quizás ahora, en España  hay más que te dan cosas sobrevaloradas, isoflavonas , omegas y el griego azucarado. El real cambio está en cada uno de nosotros pero no hay muchos datos para el optimismo. El suicidio en Grecia decía ayer que está siendo una de las opciones  domésticas ante la crisis; y eso que no todos lo consiguen, mirad si no al Sr Arquímedes:

La gente mayor tampoco está pasándolo bien, parece que aquello es una granja Orwelliana y sino mirad el ambiente de la calle, más claro imposible:

 Recordaremos todos que esta crisis, que ya es una way of life supertrending,  empezó con la hipoteca concedida a gente que no se lo podía permitir y que firmaba con el diablo sin leer la letra pequeña chollos que se desvelaron  impagables. Se juntaron avaricias y aquí estamos, de bastión tras la caída griega, islandesa, y lo que te rondaré prima…

 Ahora que los partidos se pelean como si hubieran hecho algo, como si pudieran hacer algo, cuando el poder político  estadounidense  y mundial ha estado ausente por ignorancia o mal fe ante lo que se avecinaba. La trampa de las hipotecas subprime y los activos contaminados, una bomba de relojería  en la que cayeron muchos y con ellos todos.

Por eso es bueno saber por qué indignarse, hay demasiados ejemplos pero poner cara a los malos es saber a qué decir no, no,no, ¿verdad Amy? Dos de mis favoritos son: Angelo Mozilo, hijo de un carnicero, cofundó Countrywide en  1969y la hizo llegar a ser la mayor  prestamista de hipotecas en Estados Unidos.  No fue el primero en otorgar exóticas hipotecas a prestatarios con una cuestionable capacidad de pago. Pero sin embargo fue el gurú que legitimó la noción de que prácticamente todo adulto podía enfrentar una superhipoteca.

Dick Fuld, el Gorila de Wall Street, como se le conocía, condujo a Lehman Brothers a dedicarse a fondo al negocio del préstamo para  las hipotecas subprime; repartiendo pasta por doquier a personas que difícilmente iban a poder cumplir sus compromisos de pago de hipotecas. El ideó sus propios préstamos hipotecarios subprime convirtiéndolos en bonos sobrevalorados y los colocó a los inversores (millones de dólares que eran ya deuda tóxica e impagable). Mientras la compañía era hundida por él recibía bonificaciones escandalosas.

Un tercero, el eslabón perdido Hank Paulson navegando entre su pasado en Golden Sachs y único director de la nave de politica ecónomica el último año de la Presidencia Bush me parece el más irresponsable. Los otros eran avaros profesionales pero este pimpollo que podía y debía haber defendido la res publica, no lo hizo, al contrario. Era tener a Drácula de director de Donantes de Sangre.

“Inside Job” , este documental merecedor  de un Oscar en 2010 dirigido por Charles Ferguson debiera ser asignatura obligatoria, en religión donde la haya, en ética, en educación para la ciudadanía, en donde haga falta.

El modelo del éxito que refleja el documental, helicóptero en la azotea del trabajo, supermegacasa en la costa con su barco potente amarrado en la puerta, nos recuerda otras imágenes de las que ya me hice eco: la piscina de la hija de Gadaffi con su diván de oro –una esfinge con su efigie- , los platillos de oro de los perros del matrimonio Ceaucescu en Romania …

Si tenéis tiempo, visionarlo completo aquí, sin duda se sale más esclarecido e indignado pero al menos si todo parece que no cambió mucho nosotros podemos cambiar y podemos ayudar a cambiar a los demás. Compartidlo!

Mientras en Idaho creo, alguien nos recrea con un blog superdivertido y muy visual sobre los unhappy hipster. Mirad este bingo hipster, yo he sacado un 3, así que no soy muy hipster, a ver que notas sacais:

Me encanta el blog  unhappy hipster por las fotos y los irónicos comentarios, se ven desgarbados tipos con casas de superdiseño en localizaciones no subprime donde se nota cierta postura por un estilo de vida…a veces todo es absurdo y los comentarios lo reflejan muy bien.. son como indignados a parte dentro de su regalía.

Indignados griegos, los malos, los hipster camaleónicos, y que nos queda….el futuro…con el año ese azteca nos van a moler con milenarismos, pero veo una corriente de alternatividad de lo alternativo mezclado con el populismo, no sé si es peligroso, si es un mundo feliz, un mundo Orwelliano o un mundo de Autoayuda ¿Para cuándo el libro de autojoderse?. Estoy en ello, prácticamente también ja ja.

Pues lo que nos espera es esto, camaradas, el futuro es vuestro visionarios , innovadores e inconformistas…reptilianos   YOU

Dentro de dos décadas acaban  de decir en la televisión pública llegaremos a Marte…just waiting

Correr no azul á busca da beleza

Hay días en que toca suicidarse. Lo malo es que esto no va como el carnet de puntos, suicidarse un poquito no es posible. Te suicidas solo una vez, aunque veremos que los hay persistentes. La fragilidad de los poetas o sus motivaciones… no sabemos muy bien que desencadena el  clic final pero hay notables suicidas entre los poetas y notables poetas entre los suicidas. El novelista si se estanca siempre puede matar un personaje para levantar la historia; el poeta auténtico lo reconduce todo hacia su ser.

Hoy como me toca a mí, y es más fácil a través de terceros , más aun ya muertos en el intento  válido es preciso  reconocer que el poeta suicida es poeta hasta el final.

Hoy traigo 3 poetas suicidas que dejaron un último poema, un post-it final preludio del fin, tenían diagnósticos médicos desfavorables: probables sífilis, cáncer de mama, depresión y eligieron su momento.

 Kostas Karyotakis (Tripolis, Peloponeso 1896-1928, Preveza)

Karyotakis, trató de suicidarse dos veces. La primera vez ahogándose en el mar el día 20 de julio de 1928, pero el hecho de que fuera un nadador muy hábil le hizo frustrar sus planes de ahogo después de como diez horas de agonía en el mar. No obstante, la segunda vez fue exitosa: se mató a tiro de una pistola bajo el plátano de un café la siguiente tarde del 21 de julio. Su poesía sobre el suicidio:

Suicidas ideales

En la entrada dan un giro a la llave,

reabren cada vieja carta guardada,

leen tranquilos y después arrastran grave

por última vez sus pasos de la morada.

 La vida, dicen, fue una tragedia para ellos.

Dios mío, la carcajada horripilante de los hombres,

las lágrimas, el sudor, el anhelo de los cielos,

la solitud de tan vastos parajes pobres.

 Se quedan frente a la ventana, lejos mirando

a la naturaleza, a los árboles, a algún infante,

ven como los marmolistas siguen el sol martilleando

que quiere bajar al poniente para siempre.

 Todo ha llegado al fin. Aquí está la nota,

breve, simple, como se merece profunda,

llena de indiferencia y del perdón la gota

por aquel que llorará leyéndola rotunda.

 Se miran al espejo, ven la hora,

si es una locura o acaso error se van a preguntar,

“todo ha terminado”, murmuran, “ahora”,

seguros que de veras lo van a prorrogar.

He aquí el último poema que escribió antes de suicidarse:

 

Alfonsina Storni Martignoni (Sala Capriasca, Suiza, 22 o 29 de mayo de 1892 – Mar del Plata, Argentina, 25 de octubre de 1938)

Se suicidó en Mar del Plata arrojándose de la escollera del Club Argentino de Mujeres. Hay versiones románticas que dicen que se internó lentamente en el mar. Este es el último poema escrito horas antes de morir.

    VOY A DORMIR

 Dientes lores, cofia de rocío,

manos de hierbas, tú, nodriza fina,

tenme prestas las sábanas terrosas

                                                       y el edredón de musgos escardados.

                                                    Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.

                                                     Ponme una lámpara a la cabecera;

                                                     una constelación; la que te guste;

                                                     todas son buenas; bájala un poquito.

                                                    Déjame sola: oyes romper los brotes…

                                                     te acuna un pie celeste desde arriba

                                                     y un pájaro te traza unos compases

                                                  para que olvides… Gracias. Ah, un encargo:

                                                    si él llama nuevamente por teléfono

                                                    le dices que no insista, que he salido…

Este es el afamado homenaje de Mercedes Sosa a la poetisa:

 

Mário de Sá-Carneiro (Lisboa, 19 de mayo de 1890 — París, 26 de abril de 1916)    

            El gran poeta modernista portugués murió en el Hôtel de Nice, en Montmartre, mediante la ingestión de cinco frascos de arseniato de estricnina en presencia de su amigo José de Araújo.Horas antes de su trágico final escribió este poema:

Partida

Ao ver escoar-se a vida humanamente

Em suas águas certas, eu hesito,

E detenho-me às vezes na torrente

Das coisas geniais em que medito.

 Afronta-me um desejo de fugir

Ao mistério que é meu e me seduz.

Mas logo me triunfo. A sua luz

Não há muitos que a saibam reflectir.

 A minh’alma nostálgica de além,

Cheia de orgulho, ensombra-se entretanto,

Aos meus olhos ungidos sobe um pranto

Que tenho a fôrça de sumir também.

 Porque eu reajo. A vida, a natureza,

Que são para o artista? Coisa alguma.

O que devemos é saltar na bruma,

Correr no azul á busca da beleza.

É subir, é subir àlem dos céus

Que as nossas almas só acumularam,

E prostrados resar, em sonho, ao Deus

Que as nossas mãos de auréola lá douraram.

 É partir sem temor contra a montanha

Cingidos de quimera e d’irreal;

Brandir a espada fulva e medieval,

A cada hora acastelando em Espanha.

 É suscitar côres endoidecidas,

Ser garra imperial enclavinhada,

E numa extrema-unção d’alma ampliada,

Viajar outros sentidos, outras vidas.