Red Field

 

Esteban Vicente, segovianoestadounidense  de Turégano tiene un museo de arte contemporáneo en lo más apañao de la capital segoviana. Si vais a Segovia en cualquier tiempo, entrad y ved, merece la pena salvarlo, antes de que sea tarde porque está en peligro.

Acueducto, vino, judería, cochinillo, salones del Alcázar. Segovia, ciudad provinciana de fines de semana.

En  estos tiempos de crisis, enarbolemos banderas de resistencia, abandonémonos a la búsqueda de  placeres, cultivemos nuestro “Red Field” particular; il faut cultiver nos jardins.

Y soñar, como lo hizo Antonio Machado…

El rojo sol de un sueño en el Oriente asoma.
Luz en sueños. ¿No tiemblas, andante peregrino?
Pasado el llano verde, en la florida loma,
acaso está el cercano final de tu camino.
Tú no verás del trigo la espiga sazonada
y de macizas pomas cargado el manzanar,
ni de la vid rugosa la uva aurirrosada
ha de exprimir su alegre licor en tu lagar.
Cuando el primer aroma exhalen los jazmines
y cuando más palpiten las rosas del amor,
una mañana de oro que alumbre los jardines,
¿no huirá, como una nube dispersa, el sueño en flor?
Campo recién florido y verde, ¡quién pudiera soñar aún
largo tiempo en esas pequeñitas
corolas azuladas que manchan la pradera,
y en esas diminutas primeras margaritas!

Y del rojo llegaremos al azul, al pájaro azul del Robe, para ir entrando en materia , yo por encima de independencia pido como él libertad para los pigmeos. Tomad nota.

Anuncios

Sueños

Jaime Sabines

Sólo en sueños,
sólo en el otro mundo del sueño te consigo,
a ciertas horas, cuando cierro puertas
detrás de mí.
¡Con qué desprecio he visto a los que sueñan,
y ahora estoy preso en su sortilegio,
atrapado en su red!
¡Con qué morboso deleite te introduzco
en la casa abandonada, y te amo mil veces
de la misma manera distinta!
Esos sitios que tú y yo conocemos
nos esperan todas las noches
como una vieja cama
y hay cosas en lo oscuro que nos sonríen.
Me gusta decirte lo de siempre
y mis manos adoran tu pelo
y te estrecho, poco a poco, hasta mi sangre.
Pequeña y dulce, te abrazas a mi abrazo,
y con mi mano en tu boca, te busco y te busco.
A veces lo recuerdo. A veces
sólo el cuerpo cansado me lo dice.
Al duro amanecer estás desvaneciéndote
y entre mis brazos sólo queda tu sombra

 

Ahora mismo…IN-DE-PEN-DEN-CIA y Rajkel

Ahora mismo… que España va a pedir una ayuda para pagar la fiesta del ladrillo de 100.000 millones de Euros, creo que los recortes territoriales vendrian bien  a todos; la independencia de territorios estatales en otros nuevos sería una buena práctica que confundiría lo suficiente para pasar un buen tiempo más , ojalá seamos todo felices e independientes: Cataluña lo pide y yo no ve ningún problema grave.

Llach , Silvia Pérez Cruz y Guardiola a la feina…con versos de Marti i Pol. AHORA MISMO Ahora mismo enhebro esta aguja con el hilo de un propósito que no digo y me pongo a remendar. Ninguno de los prodigios que anunciaban taumaturgos insignes se ha cumplido, y los años pasan de prisa. De nada a poco, y siempre con el viento de cara, qué largo camino de angustia y de silencios. Y estamos donde estamos, más vale saberlo y decirlo y asentar los pies en la tierra y proclamarnos herederos de un tiempo de dudas y de renuncias en que los ruidos ahogan las palabras y con muchos espejos medio enmascaramos la vida. De nada nos vale la añoranza o la queja, ni el toque de displicente melancolía que nos ponemos por jersey o corbata cuando salimos a la calle. Tenemos a penas lo que tenemos y basta: el espacio de historia concreta que nos corresponde, y un minúsculo terrirorio para vivirla. Pongámonos de pie otra vez y que se oiga la voz de todos solemne y claramente. Gritemos quién somos y que todos lo oigan. Y al acabar, que cada uno se vista como buenamente le apetezca, y ¡adelante! que todo está por hacer y todo es posible ARA MATEIX Ara mateix enfilo aquesta agulla amb el fil d’un propòsit que no dic i em poso a apedaçar. Cap dels prodigis que anunciaven taumaturgs insignes no s’ha complert, i els anys passen de pressa. De res a poc, i sempre amb vent de cara, quin llarg camí d’angoixa i de silencis. I som on som; més val saber-ho i dir-ho i assentar els peus en terra i proclamar-nos hereus d’un temps de dubtes i renúncies en què els sorolls ofeguen les paraules i amb molts miralls mig estrafem la vida. De res no ens val l’enyor o la complanta, ni el toc de displicent malenconia que ens posem per jersei o per corbata quan sortim al carrer. Tenim a penes el que tenim i prou: l’espai d’història concreta que ens pertoca, i un minúscul territori per viure-la. Posem-nos dempeus altra vegada i que se senti la veu de tots solemnement i clara. Cridem qui som i que tothom ho escolti. I en acabat, que cadascú es vesteixi com bonament li plagui, i via fora!, que tot està per fer i tot és possible Y en la sesión NO TAN FICCION, en la voz de Extemoduro, Mariano Rajoy le canta a Angela Merkel para que le pida lo que quiera, que se quede un ratito más..; ponerse en situación de rescate  y en la letra… Letra de Si Te Vas : Se le nota en la voz por dentro es de colores Y le sobra el valor que le falta a mis noches Y se juega la vida… siempre en causas perdidas Ojala que me la encuentre ya entre tantas flores Ojala que se llame amapola, que me coja la mano Y me diga que sola no comprende la vida, no Y que me pida, dame mas, mas, mas dame más Y que me pida… Es capaz de nadar en el mar más profundo Igual que un superhéroe de salvar el mundo Donde rompen las olas, salva una caracola Ojala que me despierte y no busque razones Ojala que empezara de cero Y poderle decir que pasado la vida, sin saber que la espero nooooo Sin que me pida mas mas mas, dame más Si te vas… Me quedo en esta calle sin salida Uhhhhh, sin salida Que este bar, está cansado ya de despedidas Uhhhhh, de despedidas Como un extraterrestre se posa en el suelo Y me ofrece regalos que trae de otro cielo Le regalo una piedra, recuerdo de la tierra Me pregunto porque el hombre inventó la guerra Y en silencio pregunto entre cosas más serias Yo me pongo palote, solo con que me toque Donde Vamos tan deprisa Me pregunta su sonrisa Si tu quieres, tengo el plan : Contaminar… Salga que salga el sol Por donde salga el sol Que no me dá Y llegar…Hasta tu corazón Salga que salga el sol Por donde salga el sol Si te vas… Me quedo en esta calle sin salida Uhhhhh, sin salida Que este bar, está cansado ya de despedidas Uhhhhh, de despedidas Si esta tarde, no he venido, es que habido un impedimento Me llevaron detenido Para hacer un declaramiento He robado, he mentido Y he matado también el tiempo Y he buscado lo prohibido Por tener buenos alimentos Y es que la realidad… Que necesito Se ha ido detrás De ese culito Que delante de mi se paró por fin Una dia con una noche oscura Y esperando por ver si saliera la luna Dejate querer, Dimeló otra vez Una dia con una noche oscura Y esperando por ver si saliera la luna Ayyyy luna, ayyy luna, ayyy luna Si te vas… Me quedo en esta calle sin salida Uhhhhh, sin salida Que este bar, está cansado ya de despedidas Uhhhhh, de despedidas Quedaté, muy cercá de mi Y a si ló… dulce madrugada Miramé, vuelve a sonreir Que si no, yo, no comprendo nada Si te vas… Me quedo en esta calle sin salida Uhhhhh, sin salida Que este bar, está cansado ya de despedidas Uhhhhh, de despedidas (bis) Pero Angela es mucha Angela, y toda arrebatada escala a la ventana de su Julieta, (Mariano) y le canta este tema innombrable de extremoduro: Hoy con el rescate Angela/romeo le canta este…  te la voy a meter hasta las orejas:

Soñar despierto con la luz de su sonrisa; soñé en hablarle de su pelo y ser la brisa; pensé decirle que la vida era su boca, y no. Pasa a mi lado su olor y contengo la respiración.  Sufre Julieta en su balcón viendo escalar a su galán. Pensé decirle: más clara la luna brilla y dar contra el suelo otra vez más al contacto con la realidad. ¡Hoy te la meto de todas todas! -¿Por qué anda sola esta amapola? ¡Hoy te la meto de mil maneras! Y ya anda con la lengua fuera. ¡Hoy te la meto hasta las orejas solito con mover las cejas! ¡Hoy te la meto hasta el mismo corazón sólo con que digas calor! Planeo el atraco a mano armada de su corazón; Cada palabra he calculado, ahora falta el valor. Planeo decirle que la vida era su boca y no. Pasa a mi lado su olor y contengo la respiración. Y cómo haremos pa llegar al mismo tiempo tú que yo: sincronicemos los latidos con la boca y tic-tac-tic-tac pobre aguja del reloj, nunca atravesará una tentación. ¡Hoy te la meto de todas todas…!

PLUTARQUIANA: AMOR DE LORCA Y DE EXTREMODURO

Los análisis han salido bien, no hay que preocuparse, la belleza está en tu cabeza.

Esto va de amor aunque no la parezca o sí lo parezca demasiado; Extremoduro para estos días de ruido malo, avanzando divertidamente, haciendo el indio…

Ama, ama y ensancha el alma.
Quisiera que mi voz fuera tan fuerte
que a veces retumbaran las montañas
y escuchárais las mentes social-adormecidas
las palabras de amor de mi garganta.

Abrid los brazos, la mente y repartíos
que sólo os enseñaron el odio y la avaricia
y yo quiero que todos como hermanos
repartamos amores, lágrimas y sonrisas.

De pequeño me impusieron las costumbres
me educaron para hombre adinerado
pero ahora prefiero ser un indio
que un importante abogado.

Hay que dejar el camino social alquitranado
porque en él se nos quedan pegadas las pezuñas
hay que volar libre al sol y al viento
repartiendo el amor que tengas dentro.

Y por si fuera poco Mayte Martin, primera dama, coge a Lorca por derecho clavando versos ligeros como Gacelas, precisos …

Nadie comprendía el perfume
de la oscura magnolia de tu vientre.
Nadie sabía que martirizabas
un colibrí de amor entre los dientes.

Mil caballitos persas se dormían
en la plaza con luna de tu frente,
mientras que yo enlazaba cuatro noches
tu cintura, enemiga de la nieve.

Entre yeso y jazmines, tu mirada
era un pálido ramo de simientes.
Yo busqué, para darte, por mi pecho
las letras de marfil que dicen siempre,

siempre, siempre: jardín de mi agonía,
tu cuerpo fugitivo para siempre,
la sangre de tus venas en mi boca,
tu boca ya sin luz para mi muerte.

Churri Portrait

Una vez le preguntaron al poeta norteamericano William Carlos Williams qué significaban sus poemas, y él dijo: no me pregunten qué significan, pregúntenme qué es lo que hice-

RETRATO DE UNA DAMA.

Tus muslos son manzanos

cuyas flores tocan el cielo.

¿ Qué cielo ? El cielo

donde Watteau colgó el escarpín

de una dama. Tus rodillas

son una brisa del Sud, o

una ráfaga de nieve. ¡ Ajá ! ¿ qué

clase de hombre era Fragonard ?

…como si eso respondiera

algo. Ah, sí : debajo

de las rodillas, puesto que de este modo

iniciamos la canción, es

uno de esos blancos días de verano,

la alta hierba de tus tobillos

ondula sobre la playa.

¿ Qué playa ?

la arena se pega a mis labios

¿ Qué playa ?

¡ Ajá !, pétalos quizás. ¿ Cómo

podría saberlo ?

¿ Qué playa ? ¿ Qué playa ?

Dije pétalos de un manzano.

Portrait of a Lady

Your thighs are appletrees
whose blossoms touch the sky.
Which sky? The sky
where Watteau hung a lady’s
slipper. Your knees
are a southern breeze — or
a gust of snow. Agh! what
sort of man was Fragonard?
— As if that answered
anything. — Ah, yes. Below
the knees, since the tune
drops that way, it is
one of those white summer days,
the tall grass of your ankles
flickers upon the shore —
Which shore? —
the sand clings to my lips —
Which shore?
Agh, petals maybe. How
should I know?
Which shore? Which shore?
— the petals from some hidden
appletree — Which shore?
I said petals from an appletree

Tsvetaiéva

Leo el libro “El viaje” de Sergio Pitol, gran viajero, escritor maravilloso. Huérfano a los seis años, marchó a vivir con su abuela y tías, contrayendo la malaria, que le haría permanecer en cama seis años. Más tarde, estudió Derecho y Filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México. Residió y trabajó en Roma, Pekín, Barcelona y Varsovia, dedicándose a la traducción. A su regreso, ingresó en el departamento de Relaciones Exteriores y trabajó como asesor cultural en las embajadas de Belgrado, París, Budapest y Moscú, siendo posteriormente embajador en Checoslovaquia. Fue lector en la Universidad de Bristol y profesor en la Universidad Veracruzana de Xalapa, ciudad en la que fijaría residencia. Entre otros muchos premios, ha recibido el Herralde en 1984, Juan Rulfo en 1999 y Cervantes en el año 2005.

En el viaje entre otros episodios analiza la vida  de Marina Tsvietaieva  en sus momentos de gloria y en los de duelo, en el exilio de París y en el regreso a Rusia, donde casi todos le dan la espalda y la condenan a “convivir con una sociedad a la que odia y donde es odiada, aunque allí estén su familia, algunos amigos de juventud, Eh re n b u r g , Pasternak”.

Nos dice “En 1935, a su regreso a la Unión Soviética, después de una estancia ingrata y casi podría decirse abortada en París, la poeta Marina Tsvietaieva se suicida. Aprehendida sin causa justificada alguna, en Moscú asume una vida fantasmal, “sombra de otras sombras”. Por su “culpa” detuvieron también a una parte de su familia.

Su biógrafo Mur parece implacable. “La acusa de ser culpable de las desdichas de la familia, de la prisión de su p a d re y su hermana, de la carencia de destino que le está c o n s t ru ye n d o. Después llegó la guerra, y ella se suicidó”.

Marina llevó una vida de extrema pobreza y un repudio generalizado por estar siempre en el sitio equivocado; su compromiso con la literatura fue tan aúreo como su desdicha vital objetiva, que parecía no entender. Imaginemos a Marina entregando una hija, Irina, a un orfelinato sin condiciones, donde moriría por inanición.

El Poeta 

El poeta trae de lejos la palabra, 
 al poeta lo lleva lejos la palabra,  
entre sí y no, por baches indirectos de parábolas, signos, planetas,  
hasta lanzándose desde el campanario 
 agarra un garfio, pues el camino del cometa 
 es el camino del poeta, casuales eslabones 
 ése es su enlace, mirar las 
estrellas de nada sirve, 
 en el calendario no se  
pronostican los eclipses del poeta, 
 él es el que desordena los naipes, 
 falsea el peso y las cuentas,  
el preguntón en el pupitre,  
el que a Kant para el arrastre deja,  
el que en el pétreo foso  
de la bastilla es como un árbol 
 que crece en su belleza,  
aquél de huellas siempre desaparecidas, 
 él que es el tren al que cualquiera llega tarde, 
 su camino es el de los cometas. 
 El camino del poeta arde pero no calienta,  
arranca pero no cría, estalla y se quiebra, 
 tu camino es el de enredadas cabelleras,  
no pronosticado en el calendario del poeta. 
 Son en el mundo los superfluos, los suplementarios, 
 los no inscritos en los que la vista abraza, 
 los no escritos en vuestros vocabularios, 
 para ellos el foso de la basura de casa, 
 están en el mundo desnudos, despedidos, 
 tachuelas son a vuestras orlas de seda,  
son el estiércol, los enmudecidos,  
la suciedad que repugna las ruedas,  
la apariencia en el mundo dónde no se ve, 
 su marca granos leprosos (…)

 

Sin problema, pero nada fácil

A veces las cosas que vivimos son así: sin problema pero nada fácil, como la condición humana.

“En su poema Sin problema pero nada fácil, el poeta neozelandés Michael Harlow se refiere a la ambigua y paradojal condición humana, en la que se alternan el amor y el odio, la vida renaciente y la inexplicable vocación de destrucción.
Michael Harlow nació en Estados Unidos en 1937. Poeta, narrador, editor, guionista de cine y psicoterapeuta junguiano. De padre griego y madre ucraniana, viajó extensamente por Europa hasta arraigar y nacionalizarse en Nueva Zelanda en 1968. Algunas de sus obras: Poems, 1965; Events, 1974; The Book of Quiet, 1974; Nothing But Switzerland and Lemonade, 1980, -Primer libro de poemas en prosa publicado en Nueva Zelanda-; Today Is the Piano’s Birthday, 1981; Vlaminck’s Tie, 1985 y Giotto’s Elephant, 1991, finalista en el Nacional Book Awards, 1991. Durante 10 años editó la revista literaria Landfall. También ha publicado prosa corta, ensayos y reseñas críticas y diferentes publicaciones y antologías. Obtuvo el premio Katherine Mansfield Fellow en 1986 y en 1991 el New Zealand-Australia Literary Exchange fellow. Escribió un guión para cortometraje, Heavy Traffic in the Dark, en colaboración con el cineasta Stephanien Donald. En el 2005 la Universidad de Auckland publicó su más reciente colección de poesía, Cassandra’s Daughter. Según Elizabeth Smither, «en sus poemas líricos y poemas en prosa, el imaginario persistente va en busca de un lenguaje para articular algo de la curiosa y surrealista extrañeza de lo cotidiano. Poemas que a través de los micromundos del arte, el circo, el teatro y los sueños miran alrededor de las esquinas y tras el espejo, para explorar el por qué somos tan misteriosos para nosotros y para los otros, poemas cuya claridad radica en la naturaleza y la forma de las preguntas formuladas más que en la fácil respuesta. Una característica de la curva imaginativa de Harlow, es su poesía «donde el mundo se convierte en escritura y el lenguaje se transforma en el doble del mundo». Los poemas condensados con imágenes y pensamientos que cabalgan audazmente entre el mundo tal como lo conocemos y el mundo con la llamada capa civilizada removida. «Poemas de amor profundos en diferentes niveles, y poemas en prosa como siempre espléndidos e imponentes».

Heart Absolutely I Can by Michael Harlow

Something there is about

the loneliness of certain

words looking for the right

place to settle down, she

said. A toss of clouds throwing

shadows against the hills

 It was then something fell

out of her arms – such arms

you could go crazy for

She was she said looking

for ways to make the world

friendly again. She kept

 dreaming of the empty

house in which we were

still living. As if getting lost

was a way of finding

ourselves again. Her dream

of all those empty shoes

 in a row, ready to walk

anywhere, away. It might

have been a glance at the

future; a door on the wide

water. I could see that she

wanted the music of the

heart to sing us alive;

to return us from that dark

hold behind words: to ‘speak

in front of ourselves, to find

out what it is we want’

 The first time I wrote her name

and last night, the last:

Heart absolutely I can,

every word made of light

 From The Tram Conductor’s Blue Cap 

Je vous salue ..Mary

Mary Oliver, poetisa norteamericana,  Maple Heights, Ohio (10.09.1935) , premio nacional de literatura en EEUU 1992 y premio Pulitzer (1984). Vive todavía en Princetowm, Massachussets, donde formó su hogar y vida durante 40 años con su compañera Molly Malone Cook, extraordinaria fotógrafa. MAry escribe sobr ela conexión de la mujer con la naturaleza en sus poemas; con influencias de Thoreau y Walt Withman, nos conduce a una poesía intimista y vitalista. 

Morning Poem

Every morning
the world
is created.
Under the orange

sticks of the sun
the heaped
ashes of the night
turn into leaves again

and fasten themselves to the high branches —
and the ponds appear
like black cloth
on which are painted islands

of summer lilies.
If it is your nature
to be happy
you will swim away along the soft trails

for hours, your imagination
alighting everywhere.
And if your spirit
carries within it

the thorn
that is heavier than lead —
if it’s all you can do
to keep on trudging —

there is still
somewhere deep within you
a beast shouting that the earth
is exactly what it wanted —

each pond with its blazing lilies
is a prayer heard and answered
lavishly,
every morning,

whether or not
you have ever dared to be happy,
whether or not
you have ever dared to pray. 
POEMA MATUTINO
 Cada mañana
se crea
el mundo.
Bajo las pajillas
 anaranjadas del sol
las cenizas
amontonadas de la noche
se convierten en hojas otra vez
 y se adhieren de nuevo a las altas ramas,
y los estanques parecen
una tela negra
donde han pintado islas
 de lirios estivales
.
Si es tu naturaleza
estar contento
nadarás por las suaves veredas
 durante horas, y tu imaginación
se posará en todas partes.
Y si tu espíritu
lleva consigo
 la espina
que es más pesada que el plomo,
si no te deja
pausa,
 hay todavía
un lugar en lo profundo de ti mismo
donde hay una bestia gritando que la tierra
es exactamente lo que quiere:
cada estanque con sus lirios llameantes
es una oración oída y contestada,
generosamente,
cada mañana,
te hayas o no
atrevido a ser feliz,
te hayas o no atrevido
a rezar alguna vez.

Graná…

De vez en cuando va bien coger aire por los pulmones del zeppelin y volar un poco entre las nubes, y llegar a sitios rotundos como este donde se paseaba el rey moro y campear por allí con todos los sentidos puestos para aprovecharla. Disfunciones bloguísticas posibles dependiendo del sol, la lluvia y el perfume del azahar.  Tomamos Granada. Con Federico, Boabdil y la cerveza de la Alhambra.

Tu elegía, Granada, la dicen las estrellas

que horadan desde el cielo tu negro corazón
La dice el horizonte perdido de tu vega,
la repite solemne la yedra que se entrega
a la muda caricia del viejo torreón.

Tu elegía, Granada, es silencio herrumbroso,
un silencio ya muerto a fuerza de soñar.
Al quebrarse el encanto, tus venas desangraron
el aroma inmortal que los ríos llevaron
en burbujas de llanto hacia el sonoro mar.

El sonido del agua es como un polvo viejo
que cubre tus almenas, tus bosques, tus jardines,
agua muerta que es sangre de tus torres heridas,
agua que es toda el alma de mil nieblas fundidas
que convierte a las piedras en lirios y jazmines.

Hoy, Granada, te elevas ya muerta para siempre
en túmulo de nieve y mortaja de sol,
esqueleto gigante de sultana gloriosa
devorado por bosques de laureles y rosas
ante quien vela y llora el poeta español.

Hoy, Granada, te elevas guardada por cipreses
(llamas petrificadas de tu vieja pasión).
Partió ya de tu seno el naranjal de oro,
la palmera extasiada del Africa tesoro,
solo queda la nieve del agua y su canción.

Tus torres son ya sombras. Cenizas tus granitos,
pues te destruye el tiempo. La civilización
pone sobre tu vientre sagrado su cabeza,
y ese vientre que estuvo preñado de fiereza,
hoy aún muerto se opone a la profanación.

Tú que antaño tuviste los torrentes de rosas,
tropeles de guerreros con banderas al viento,
minaretes de mármol con turbantes de sedas,
colmenas musicales entre las alamedas
y estanques como esfinges del agua al firmamento.

Tú que antaño tuviste manantiales de aroma
donde bebieron regias caravanas de gente
que te ofrendaba el ámbar a cambio de la plata,
en cuyas riberas teñidas de escarlata
las vieron con asombro los ojos del Oriente.

Tú, ciudad del ensueño y de la luna llena,
que albergaste pasiones gigantescas de amor,
hoy ya muerta, reposas sobre rojas colinas
teniendo entre las yedras añosas de tus ruinas
el acento doliente del dulce ruiseñor.

¿Qué se fue de tus muros para siempre, Granada?
Fue el perfume potente de tu raza encantada
que dejando raudales de bruma te dejó.
¿O acaso tu tristeza es tristeza nativa
y desde que naciste aún sigues pensativa
enredando tus torres al tiempo que pasó?

Hoy, ciudad melancólica del ciprés y del agua,
en tus yedras añosas se detenga mi voz.
¡Hunde tus torreones! Hunde tu Alhambra vieja
que ya marchita y rota sobre el monte se queja,
queriendo deshojarse como marmórea flor.

Invaden con la sombra maciza tus ambientes.
¡Olvidan a la raza viril que te formó!
Y hoy que el hombre profana tu sepulcral encanto,
quiero que entre tus ruinas se adormezca mi canto
como un pájaro herido por astral cazador.

Paseábase el rey moro

por la ciudad de Granada,

desde la puerta de Elvira

hasta la de Vivarambla

—¡Ay de mi Alhama!

Cartas le fueron venidas

que Alhama era ganada.

Las cartas echó en el fuego,

y al mensajero matara.

—¡Ay de mi Alhama!

Descabalga de una mula

y en un caballo cabalga,

por el Zacatín arriba

subido se había al Alhambra.

—¡Ay de mi Alhama!

Como en el Alhambra estuvo,

al mismo punto mandaba

que se toquen sus trompetas,

sus añafiles de plata.

—¡Ay de mi Alhama!

Y que las cajas de guerra

apriesa toquen el arma,

porque lo oigan sus moros,

los de la Vega y Granada.

—¡Ay de mi Alhama!

Los moros, que el son oyeron,

que al sangriento Marte llama,

uno a uno y dos a dos

juntado se ha gran batalla.

—¡Ay de mi Alhama!

Allí habló un moro viejo,

de esta manera hablara:

-¿Para qué nos llamas, rey?

¿Para qué es esta llamada?

—¡Ay de mi Alhama!

—Habéis de saber, amigos,

una nueva desdichada:

que cristianos de braveza

ya nos han ganado Alhama.

—¡Ay de mi Alhama!

Allí habló un alfaquí,

de barba crecida y cana:

—Bien se te emplea, buen rey,

buen rey, bien se te empleara

—¡Ay de mi Alhama!

—Mataste los Bencerrajes,   

que eran la flor de Granada;

cogiste los tornadizos

de Córdoba la nombrada.

—¡Ay de mi Alhama!

Por eso mereces, rey,

una pena muy doblada:

que te pierdas tú y el reino,

y aquí se pierda Granada.

—¡Ay de mi Alhama!